Este jueves, los miembros del comité promotor del NO en la consulta petrolera en Cumaral emitieron un comunicado en el que se quejan de que la Registraduría Nacional redujo el número de mesas de votación para este certamen que se realizará el próximo 4 de junio en ese municipio del Meta.

Para ellos es una burla que la Registraduría haya autorizado solo 22 mesas para la consulta cuando en otras elecciones se han dispuesto 42. Esta reducción, explican, dificultará la obtención del umbral. Para que esta jornada sea válida, se necesita que voten al menos 5.265 de las 15.782 personas habilitadas en el censo electoral.

Bajo ese criterio, en cada mesa estarían habilitados 980 ciudadanos, cifra ilógica puesto que una persona dispondría de menos de un minuto para completar el proceso. Por ejemplo, en las 14 mesas del casco urbano sólo podrán votar 6.720 de los 13.366 cumaraleños que están habilitados para hacerlo en ese lugar.

Le puede interesar: El duro discurso de Róbinson Díaz contra la explotación petrolera en Cumaral

Según el abogado Luis Arturo Ramírez, asesor jurídico del comité promotor del No: “nos preocupa muchísimo el número de mesas. Hay que tener en cuenta el tiempo de la toma de datos, recepción de cédula, entrega de tarjetón, toma de huella, marcación del tarjetón, depósito del voto y entrega de documento. Ni siquiera teniendo todos los puestos abarrotados y con los jurados trabajando a toda marcha, garantizaremos la consecución del umbral”.

“Con esas 14 mesas lo que estamos viendo es que desde ya nos están diciendo ustedes no van a cumplir el umbral, porque no nos están dando las garantías,  y eso es lo que queremos dejar como precedente”, advirtió Lorena Orozco, vocera de la comunidad.

Sin embargo, en diálogo con Semana Sostenible, el registrador delegado Carlos Coronel desestimó las preocupaciones de los promotores. Según él, los cálculos de la Registraduría toman en cuenta varias variables como el tipo de certamen, la abstención histórica y la complejidad del proceso electoral.

“No es lo mismo una elección al congreso que tiene como cuatro tarjetones a una consulta popular donde no existe ni el voto en blanco porque solo hay dos opciones disponibles. Además, la participación histórica en estas consultas está alrededor del 30 por ciento”, explica Coronel.

Vea también: La consulta petrolera en Cumaral ya tiene fecha

Por ejemplo, en las recientes consultas de Cabrera y Cajamarca, donde la Registraduría también redujo el número de mesas, la participación fue del 43 y el 38 por ciento, respectivamente. Y en ninguno de los dos casos se presentaron mayores represamientos en las mesas dispuestas. “Esta es una decisión objetiva y racional, no caprichosa ni coyuntural. Esto no va a afectar la consecución del umbral, pero sí le va a ahorrar mucha plata al Estado”, afirma el funcionario.

El próximo 4 de junio, los cumaraleños están convocados a las urnas para decidir sobre el futuro del proyecto petrolero Llanos 69, que se desarrolla en 22.650 hectáreas de este municipio del Meta ubicado a menos de tres horas de Bogotá. Para ello, deberán responder esta pregunta: “¿está usted de acuerdo con que dentro de la jurisdicción del MUNICIPIO de CUMARAL (META) se ejecuten actividades de exploración sísmica, perforación exploratoria y producción de hidrocarburos?”.

Según los argumentos de la alcaldía municipal, que convocó la consulta, el contrato de Exploración y Producción de Hidrocarburos No. 009 de 2012, celebrado entre la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) y la empresa china Mansarovar Energy “afectará de manera irreparable el recurso  hídrico contenido en:  ríos, caños, nacederos, morichales, lagunas, fauna y flora en general y aljibes, que incluso surten del recurso natural (agua) a otros municipios distintos a Cumaral como El Calvario, Restrepo, Villavicencio y Medina, en los departamentos del Meta y Cundinamarca”.

El decreto del gobierno municipal también advierte que “el área de influencia directa –AID- del bloque Llanos 69 se encuentra ubicado sobre el Piedemonte llanero, zona de especial importancia por su alto valor hidrológico (Abundancia de Agua)  y características geológicamente Inestables”. Según Luis Arturo Hernández, vocero de los promotores de la consulta, “queremos que se protejan los derechos de los cumaraleños a gozar de un ambiente sano, al equilibrio ecológico, al interés comunitario y la preservación del medio ambiente”.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.