Respirar, una de las tareas que realiza nuestro cuerpo para seguir con vida paradójicamente está causando la muerte millones de personas alrededor del mundo. Y es que la contaminación ambiental, según un estudio, parece haberse convertido en la segunda causa de mortalidad a nivel mundial.

Esta afirmación está respaldada en un informe revelado durante la asamblea anual de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia (AAAS), en el informe se indica que 5,5 millones de personas mueren prematuramente a causa de este tipo de contaminación.

Lo preocupante del caso es que la mitad de estas muertes se dan en solo dos países: India y China. Naciones que han privilegiado el crecimiento económico sobre la salud de su población, un modelo que poco a poco se está replicando en otros países con prácticas tan reudiables como la minería.

Las fábricas y las plantas de combustión a base de carbón son en gran parte las culpables de que ciudades como Pekín y Nueva Delhi tengan niveles de calidad del aire con 300 microgramos de material particulado por metro cúbico, cuando el máximo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 25 microgramos de partículas por metro cúbico.

El grupo de investigación conformado por científicos de Canadá, Estados Unidos, China e India señaló que no solo los habitantes de estos dos países están en riesgo, sino que cerca del 85% de la población mundial está en peligro ya que estos habitan áreas en las que los límites de la OMS se sobrepasan ampliamente.

La difícil situación de los gigantes asiáticos

Qiao Ma, investigadora de la Universidad Tsinghua de Pekín, aseguró en el evento que en el 2013, en su país en el 2013 fallecieron unas 366.000 personas. Asimismo recalcó de que no llegar a un compromiso del gobierno para impulsar políticas y restringir la combustión de carbón para 2030, morirán anualmente en China entre 990.000 y 1,3 millones de personas por dicha causa. “Nuestro estudio subraya la necesidad urgente de estrategias agresivas para reducir las emisiones derivadas del carbón y de otros sectores”.

Por su parte Chandra Venkataraman, profesora de Ingeniería Química en el Instituto Indio de Tecnología de Bombay, señaló al Washington Post que en India el principal factor de deterioro de la calidad del aire es la quema de madera y estiércol para la generación de calor. “India necesita tomar el problema desde todos los niveles desde la combustión de carbón industrial, las quemas para la agricultura y las fuentes de contaminación en los hogares”.

A pesar de que estos dos países ratificaron compromisos más agresivos para disminuir sus emisiones en la pasada COP 21 de París. Las dos investigadoras coinciden en que si bien es necesaria la acción gubernamental, el problema es de conciencia.

Ante esto Venkataraman señaló al rotativo estadounidense que programas como el “national cook-stove initiative” que otorgó a 110 millones de hogares estufas que funcionan con la quema de biomasa son alternativas que aportan soluciones para la gente del común que también puede aportar un granito de arena y por qué no lograr extender su expectativa de vida.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.