Así se ve la capa de contaminación en Ciudad de México.

De acuerdo a las estadísticas presentadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada ocho muertes está  relacionada con la exposición a ambientes contaminados.

El estudio previo a este data de 2008 y fue elaborado por la agencia sanitaria de Naciones Unidas. La cifra de mortandad por contaminación se ubicaba en ese momento en 3,5 millones de personas, es decir, la mitad de la población afectada según las estadísticas de mortandad mundial de 2012, utilizadas para este último informe.

De acuerdo a Maira Neira, directora de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS, esto se debe a que la tecnología y metodología han avanzado de tal manera que permitieron hacer una “radiografía más precisa de la situación”.

Las enfermedades más relacionadas a este tipo de contaminación se distribuyen así: 40 por ciento son enfermedades cardiovasculares; 40 por ciento enfermedades cerebrovasculares; 11 por ciento afecciones pulmonares crónicas; 6% cáncer de pulmón y 3 por ciento afecciones respiratorias en niños.

Por su parte, Carlos Dora, coordinador de Salud Pública de la OMS señaló que la contaminación excesiva es producto de “política públicas insostenibles en sectores del transporte, la energía, la industria y la gestión de residuos”.

Dora agregó que “estrategias más sanas también serán más económicas a largo plazo gracias al ahorro de gastos en salud y en la mejora del medio ambiente”.

La OMS dividió las cifras así: 3,7 millones por contaminación ambiental externa y 4.3 millones por contaminación ambiental interna, es decir, aquella generada por la combustión que se produce al cocinar con madera, carbón o biomasa.

El 88 por ciento de las muertes causadas por el primer tipo de contaminación ocurrió en países de ingresos medios y bajos, el 82 por ciento de la población mundial. Las regiones que más casos padecen son el Pacífico Occidental y el Sudeste Asiático, con 1,67 millones y 936 mil fallecimientos respectivamente.

En el Mediterráneo Oriental murieron 230 mil personas por esta causa; en Europa fallecieron 200 mil; en África 176 mil y en las Américas, 58 mil.

En los países ricos de estas regiones fallecieron en total 455 mil personas, el mayor número de ellas en Europa.

Con respecto a la polución interna de los hogares, casi todos los fallecimientos tuvieron lugar en países de ingresos medios y bajos. Solo 20 mil de estas muertes ocurrió en naciones ricas. De nuevo el Sudeste Asiático y el Pacífico Occidental son las partes en donde más casos se presentan, con 1,69 millones y 1,62 millones respectivamente.

Con información de EFE.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.