Uno de los principales flagelos en materia medioambiental que sufre Colombia es la contaminación con mercurio, esta problemática derivada de la minería ilegal ya ha comenzado a tener repercusiones en la salud de los habitantes que viven en zonas de influencia minera a lo largo y ancho de Colombia.

Con esto en mente el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo, presentó un proyecto de que propone la ratificación del convenio de Minamata en nuestro país. Este acuerdo internacional tiene su origen en la contaminación por mercurio que sufrió la ciudad japonesa del mismo nombre y que causó la muerte de más de 900 personas, el convenio ha sido ratificado por 42 países y busca proteger la salud humana y el medioambiente de las emisiones y liberaciones consecuencia de las actividades humanas que utilizan el mercurio y sus compuestos.

Y es que en nuestro país cerca del 55% del mercurio se destina a la minería de oro, a la extracción ilícita de minerales y al uso en algunos elementos de la industria, “esto nos establece una agenda muy importante de cumplimiento de metas de disminución y eliminación del uso de mercurio en el país, que tanto daño le ha hecho”, aseguró Murillo,

El país en el 2013 expidió La Ley 1658 cuya meta es eliminar el uso de mercurio en minería para el 2018 y en la industria para el 2023. “El convenio de Minamata nos da la oportunidad de ajustar estas metas, pero además nos garantiza que vamos a tener más cooperación y asistencia técnica, para dejar de ser el segundo país que más emite y contiene mercurio en el ambiente”.

Le puede interesar: El alto precio del oro un metal inútil

Sin embargo, el reto es amplio ya que según el Ministerio entre el 45% y 50% del mercurio que se usa en el país no está registrado. Una situación que tiene en vilo la salud de millones de colombianos, que sin saberlo, pueden estar contaminados con la nociva sustancia cuyas secuelas se empiezan a evidenciar años después de haberlo absorbido.

El proceso tendrá en frente otros tres debates, un debate en plenaria del Senado, y dos en la Cámara de Representantes. De llegar a ser aprobado sería un duro golpe a la minería ilegal en nuestro país y un alivio para la salud de millones de colombianos.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.