En la Cumbre de Cambio Climático en París (COP21) diversos países y actores no estatales han anunciado acciones ambiciosas para enfrentar este desafío. Desde la creación de un corredor de energía renovable en África de 300 gigavatios, el doble de su capacidad actual, hasta la alianza entre gigantes de la tecnología y las comunicaciones como Mark Zuckerberg, Richard Brandson, Jeff Bezos, Jack Ma para fomentar el desarrollo de energía limpia.

Colombia no se ha quedado atrás en este proceso. El presidente Juan Manuel Santos, en su discurso el primer día de la Cumbre, anunció que al final de su gobierno podrá decir que aumentó la cobertura de áreas protegidas en 7 millones de hectáreas. La ampliación de Chiribiquete, un parque tan grande como Bélgica, es una de las acciones encaminadas al cumplimiento de la meta. Estos son los cuatro anuncios imperdibles que hizo Colombia durante la COP21.

1. Fondo para la paz y el desarrollo sostenible

Colombia es un país forestal, más del 51% de su territorio está cubierto de bosques. Estos ecosistemas son clave para nuestra supervivencia ya que proveen servicios tan indispensables como el agua. Sin embargo, el país perdió 140.000 hectáreas de bosque en 2014. La deforestación está asociada a muchas presiones y sectores productivos, pero también a la guerra, 58% de la deforestación tuvo lugar en los municipios con mayores niveles de conflicto.

En un escenario de paz Colombia debe proteger sus bosques y biodiversidad, promover un desarrollo sostenible rural y luchar frente al cambio climático. Y para hacerlo, el gobierno lanzó el Fondo Colombia Sostenible que contará con 1.900 millones de dólares para financiar acciones encaminadas a lograr estos objetivos. (Vea: El mayor desastre ambiental de Brasil causado por la minería legal)

2. Alianzas para frenar la deforestación en Colombia

Conservar los bosques el clave para enfrentar el cambio climático dado que 11% de las emisiones globales vienen de la deforestación. Por eso, Noruega, el Reino Unido y Alemania se comprometieron a aportar 5.000 millones de dólares entre 2015 y 2020 para financiar proyectos que reduzcan las emisiones de gases efecto invernadero que produce la deforestación y la degradación de los bosques. No obstante, el financiamiento está condicionado por los donantes a la obtención de resultados.

De esta cifra, 300 millones de dólares serán destinados a Colombia para que reduzca su deforestación y alcance la meta de cero deforestación neta en la Amazonía en 2020. “Es la primera vez que firmamos un acuerdo basado en resultados, es una enorme oportunidad para mi país”, afirmó Gabriel Vallejo, ministro de Ambiente de Colombia. Estas decisiones se enmarcan dentro de la agenda Lima-París para la Acción Climática, liderada por los gobiernos de Francia y Perú, que busca integrar diferentes actores para que asuman un liderazgo y lleven a cabo acciones ambiciosas para hacerle frente al cambio climático antes de 2020.

3. Áreas protegidas sostenibles financieramente

De nada sirve tener millones de hectáreas protegidas si no existen los recursos para su manejo sostenible. Por esa razón, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Parques Nacionales Naturales de Colombia (PNN), la Fundación Gordon y Betty Moore, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), el Fondo para la Biodiversidad y Áreas Protegidas – Patrimonio Natural, Wildlife Conservation Society (WCS) y Conservación International (CI), firmaron un histórico Memorando de Entendimiento en el que se comprometen a trabajar en equipo para financiar y mejorar la gestión del Sistema de Parques Nacionales del país.

Además de implementar mecanismos financieros para la sostenibilidad a largo plazo de las zonas de conservación, los firmantes se proponen hacer esfuerzos para declarar 3.5 millones de hectareas de áreas protegidas nuevas. Lo anterior, va en línea con el anuncio del presidente Santos en la Cumbre del Clima. “Las áreas protegidas son una poderosa herramienta para la adaptación y mitigación al cambio climático, y una gran oportunidad de desarrollo. Capturan carbono, regulan el clima y nos protegen de los fenómenos meteorológicos extremos”, afirmó Pablo Vieira, Viceministro de Ambiente de Colombia durante la firma del Memorando. (Vea: El humano será el culpable de su propia extinción)

4. Neveras que no calienten el Planeta

Las neveras, indispensables para nuestra vida cotidiana, no solo consumen cerca del 40% del uso doméstico de energía eléctrica sino que emiten gases efecto invernadero como los hidrofluorocarbonos. Por eso el Fondo para las acciones de mitigación apropiadas para cada país (NAMAs), cuyos recursos provienen de Alemania, Reino Unido, Dinamarca y la Unión Europea, le dará 9 millones de euros a Colombia para un proyecto de sustitución de refrigeradores por unos que no calienten el planeta. (Vea: 5 puntos que no pueden faltar en el nuevo Acuerdo de Cambio Climático)

El proyecto que Colombia presentó incluye una política para la transformación de la refrigeración doméstica, el reemplazo de refrigeradores, el manejo de disposición final, entre otros. La delegación colombiana lo consideró un gran logro ya que es uno de los primeros programas en América Latina que pretende reducir las emisiones provenientes de los hidrofluorocarbonos. Según Rodrigo Suarez, Director de Cambio Climático del Ministerio de Ambiente, este proyecto tiene el potencial de reducir 16.000 millones de toneladas gases efecto invernadero.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.