La Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que se realiza en Bonn (Alemania) centra la atención del planeta. Han pasado dos años desde que en París la comunidad internacional logró un acuerdo histórico para luchar contra ese flagelo. Sin embargo, algunos hechos, como la llegada al poder de Donald Trump, han venido quitando la esperanza.

En la reunión en Alemania que comenzó este lunes, esa angustía quedó clara. La ONU pidió una "acción urgente" y "mantener el rumbo fijado en París". La reunión, prevista hasta el 17 de noviembre en la sede de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, reúne a los representantes de casi 200 países, incluido Estados Unidos. El magnate es uno de los principales líderes del mundo escépticos frente a esta causa y anunció poco después de posesionarse que retiraría a su país del acuerdo. A pesar de la posición de Trump, el viernes, el gobierno de Estados Unidos afirmó en un informe científico, conocido como Cuarta Evaluación Nacional sobre el Clima, que el cambio climático es causado por la actividad humana.

La primera noticia que se dio en el marco de la inauguración de la conferencia no fue alentadora. La Organización Meteorológica Mundial (OMM) difundió en Bonn un informe que señala que 2017 será el año más cálido registrado en ausencia del fenómeno meteorológico El Niño desde el inicio de los registros.  "Los tres últimos años son los más cálidos que se hayan registrado nunca y se inscriben en la tendencia del calentamiento a largo plazo del planeta", subrayó el secretario general de la OMM, Petteri Taalas, en un comunicado.  "Este período es ahora el más caluroso de la historia de la civilización moderna", constata el informe.

Poco antes, un informe de la ONU había advertido sobre la "diferencia catastrófica" entre acciones y necesidades al cabo de un año marcado por desastres de gran amplitud, como Irma, el huracán más potente registrado hasta ahora en el Atlántico. Por primera vez una COP será presidida por un pequeño país insular, uno de los más amenazados y más implicados en este combate. Se trata de la isla de Fiji, un lugar paradisiaco ubicado en el Océano Pacífico. 

¿Por qué es importante cumplir con el Acuerdo de Paris?

En 2015 en París, los países que firmaron el acuerdo presentaron sus objetivos de reducción de gases con efecto invernadero, para contener el calentamiento en menos de 2ºC respecto a la era preindustrial. A pesar de que lo que se logró no es suficiente para mitigar lo que está sucediendo, se consideraba que era uno de los avances más importantes de la comunidad internacional para luchar contra ese fenómeno.

Por eso, en Bonn existe una invitación a los países a revisar sus ambiciones. La primera etapa será lanzar en Bonn "un diálogo" de un año, sobre las acciones realizadas y las futuras iniciativas. La otra misión concreta será avanzar en las reglas de aplicación del Acuerdo de París, una fase técnica y eminentemente política: cómo los países dan cuenta de sus acciones, qué seguimiento para la ayuda financiera prometida por los países más desarrollados...

A estos se suma la incógnita que genera Estados Unidos. Washington, que quiere salir del acuerdo, algo que recién podrá concretar en 2020, reafirmó su intención de participar en los debates con la idea de "proteger los intereses" nacionales. "Esta COP es muy importante, ya que los desafíos están en lo más alto: debemos ver no sólo si los Estados hacen lo que prometieron sino también comprometerse a más", dijo Andrew Steer, del World Resources Institute, con sede en Washington. Lo realizado, como los esfuerzos de China o el desarrollo de las energías renovables, "es alentador", consideró. "El único problema es que no va lo suficientemente rápido".

Se espera en Bonn la participación de unas 20.000 personas, entre jefes de Estado y Gobierno, como la alemana Angela Merkel o el francés Emmanuel Macron, activistas, científicos o responsables regionales o empresariales.

¿Y Colombia qué?

Colombia ha sido históricamente uno de los países lideres en su política frente al Cambio Climático. En ese momento el presidente Juan Manuel Santos describió el encuentro en París como el momento en que “nos vamos a jugar el futuro de la humanidad". El país llevó metas ambiciosas. Por ejemplo, se puso como meta, al 2030, reducir en 20% sus emisiones de gases de efecto invernadero y ampliar la cobertura de áreas protegidas en 7 millones de hectáreas. La mayor apuesta en este último punto tiene que ver con el parque Chiribiquete, que finalmente alcanzó los 4.5 millones de hectáreas, una superficie superior al tamaño de Bélgica. 

Sin embargo, Colombia llega a la cumbre de Bonn con una gran deuda. El país no ha ratificado aún el tratado que surgió de París. La ambientalista Carolina García hizo este llamado en el aniversario número dos de ese acuerdo, que sucedió el pasado 4 de noviembre. 

*Con información de AFP. 

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.