Hasta 170 millones de hectáreas de bosque serían destruidas del 2010 al 2030, esta es una de las preocupantes conclusiones del más reciente informe de la World Wildlife Foundation (WWF) titulado “Bosques Vivos: Salvar los bosques en peligro”.
El documento que fue presentado en Indonesia revela que cerca del 80 por ciento de la deforestación en todo el mundo se concentrará en solo once lugares. Uno de ellos ubicado en Colombia, en la zona Chocó – Darién que comprende parte del istmo de Panamá y los bosques tropicales húmedos y montanos del oriente de Panamá y la vertiente Pacífica de Colombia y noroccidente de Ecuador.
Los frentes de deforestación están situados en la Amazonia, el Bosque Atlántico y Gran Chaco, Borneo, el Cerrado, Chocó-Darién, la cuenca del Congo, África oriental, el este de Australia, el Gran Mekong, Nueva Guinea y Sumatra. Lo preocupante es que estas son algunas de las zonas de mayor riqueza de flora y fauna silvestre del mundo.
Asimismo, si se tienen en cuenta informes anteriores de la organización, para el 2050 desaparecerían cerca de 230 millones de hectáreas de bosque. Una situación que debe ser frenada para el 2020 si se aspira a que los efectos del cambio climático no sean mayores.
Rod Taylor, director del programa mundial de bosques de WWF declaró respecto a las preocupantes cifras que refleja el informe “estamos pensando de qué manera podemos hacer frente a ese riesgo para salvar a las comunidades y culturas que dependen de los bosques, y velar por que estos sigan almacenando carbono, filtrando el agua, suministrando madera y siendo el hábitat de millones de especies”.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.