Una persona, en promedio, consume entre 7 y 19 kilos de material textil al año. Con los 7 millones de personas que viven en Bogotá, esa cifra llevaría a un gasto promedio de 134 a 364 toneladas por día. Es por esto que el Concejo de Bogotá quiere poner en funcionamiento el Centro de Acopio y Reciclaje de ropa usada. Esperan así promover la cultura del reciclaje y la transformación de materias primas.

Esta medida también es una forma de ampliar la vida útil del Relleno Sanitario Doña Juana, una acción necesaria teniendo en cuenta diariamente se botan entre 360 y 600 toneladas de ropa usada. Las prendas que se desechan se revuelven con bolsas, palos, escombros, llantas y toda clase de material que llega al Relleno Sanitario Doña Juana.

Diariamente llegan 6.000 toneladas de residuos, entre ellos la ropa usada, que tienen al relleno al borde del colapso. En diciembre de 2014, la Contraloría Distrital advirtió que Doña Juana, solo cuenta con 234 hectáreas efectivas para la disposición final de los residuos, de las cuales 229 ya fueron utilizadas.

En enero de 2015, la ciudad técnicamente contaba con apenas cinco hectáreas de terreno natural libres para ser utilizadas. En los últimos 10 años, el Distrito no ha expandido el relleno en 500 hectáreas, como se había estructurado inicialmente. 

Para el Concejal Julián López “La creación del centro de acopio y reciclaje de ropa usada, es la oportunidad fortalecer la política de reciclaje en la ciudad; diariamente llegan en promedio 1.500 toneladas de fibras al relleno, por lo cual se hace necesario el compromiso ambiental de todos para mejorar la calidad de vida”.

 

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.