Las emisiones de gases de efecto invernadero son uno de los factores determinantes en el aumento de la temperatura a nivel global, pero según a una investigación si un pequeño número de las empresas que se dedican a la extracción y producción de combustibles fósiles invirtieran en mejorar sus procesos la situación seria distinta. De acuerdo con el informe ‘The Carbon Majors Report’, elaborado por la organización CDP en conjunto con el Climate Accountability, el 71% de las emisiones globales desde 1988 está repartido en 100 empresas, entre ellas la colombiana Ecopetrol.

El informe tiene como principal objetivo resaltar el rol de las compañías y sus inversores y el papel tan importante que estos deberían tener en combatir el cambio climático. Los primeros cinco lugares del deshonroso ránking lo ocupan: la empresa pública China dedicada a la extracción de Carbón que en el periodo de 1988 a 2015 produjo el 14.32% de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI); en segundo lugar esta Aramco, la empresa Saudita de petróleos con el 4.50%; en tercer lugar está la rusa Gazprom con 3.91%; seguida de la empresa nacional iraní de petróleos con 2.28% y cierra ExxonMobil Corp con 1.98%.

Como se puede ver en el informe (Véalo aca) las industrias petroleras ocupan casi la totalidad de la lista, tanto así que en el listado encontramos varias latinoamericanas Petróleos Mexicanos (Pemex) es séptima, Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) está en el número 13 y Petróleo Brasileiro SA (Petrobras) es 22, mientras que Ecopetrol SA se ubica en el puesto 53 con una contribución de 0.27% de los GEI.

En el análisis detallado del reporte se identifican a ExxonMobil, Shell, BP y Chevron como las compañías privadas más contaminantes, mientras que en el listado es posible identificar a 25 empresas publicas pertenecientes a distintos países.

Le puede interesar: Calidad del aire en Colombia: cuando respirar mata

Asimismo, se lanza una preocupante alerta sobre que si el ritmo de extracción continua igual en los próximos 28 años la temperatura global aumentará 4 grados centígrados para el año 2100, una catástrofe masiva que llevaría a la extinción de miles de especies y a una escases de alimentos en varios países. “Las empresas tienen un papel importante que desempeñar en combatir el cambio climático, pero a estas parece no importarles la tensión existente entre la rentabilidad a corto plazo y la necesidad urgente de reducir las emisiones”, aseguró Pedro Faria, director técnico de medioambiente de CDP a The Guardian.

El informe, que está ligado a un proyecto llamado ‘The carbon majors project’, busca impulsar la transparencia entre los productores de combustibles fósiles y sus inversores, para que estos últimos entiendan las consecuencias del dinero que están aportando. “Esto pone una responsabilidad a los inversionistas para que se comprometan a revelar el riesgo que acarrean para el planeta sus actividades”, puntualiza Faria.

Le recomendamos: Carros eléctricos, una seria amenaza para las petroleras

Y es que para numerosos expertos inversores y compañías deberían tomar el camino de empresas como Apple, Facebook o Google que se han comprometido a operar 100% con energías renovables en el marco de la iniciativa RE100. Sin embargo, para los expertos esto no parece ser suficiente y plantean que se tiene que dar un giro completo a la inversión en la industria de los combustibles  o por el contrario será una carrera en la que todos esperarán no ser los últimos en caer a costa de habitar un planeta condenado a la extinción.

¿Qué dice Ecopetrol?

Semana Sostenible consultó a Ecopetrol sobre el informe y su contribución a las emisiones de Gases de Efecto Invernadero de 1988 a 2015, la empresa no quiso referirse en concreto al ‘Carbon Majors Report’ pero aseguró que desde el año 2009 miden sus emisiones de Gases Efecto Invernadero que son reportadas anualmente y que para el año pasado correspondieron a 8 millones de toneladas de CO2e.

También, desde la empresa aseguran que desde el 2010 Ecopetrol ejecuta, de manera voluntaria, proyectos de reducción de Gases Efecto Invernadero en sus diferentes áreas operativas, lo que le permitió en 2016 reducir sus emisiones en casi un millón de toneladas de CO2e, equivalentes al 11% del total de sus emisiones.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.