La comparación entre el cambio climático y un arma de destrucción masiva, ha sido una de las posiciones más fuertes que ha fijado el gobierno americano.

La visita del secretario de estado, John Kerry, a Indonesia se centró en un único tema: Cambio climático. Esta región del mundo, vulnerable ante los efectos del calentamiento global, fue el lugar escogido por Kerry  para decirle al mundo que hay que dejar de hablar y empezar a actuar.

"En cierto sentido, el cambio climático puede considerarse otra arma de destrucción masiva, quizás el arma más terrorífica", indicó Kerry mientras daba una conferencia en una universidad de Yakarta ante cientos de estudiantes. 

La afirmación cobra relevancia, si se tiene en cuenta que el cambio climático ha sido responsable de la extinción de cerca de 12 especies animales en los últimos 10 años, así como de la pérdida de vidas humanas, por las temperaturas extremas. A esto se suma que también está afectando el bolsillo de los países y empresarios. Por ejemplo, el Vórtice Polar dejó pérdidas cercanas a los US$ 5.000 millones y en Argentina, debido a la ola de calor extremo en enero, hubo pérdidas por US$70 millones. 

A través de la visita, Kerry busca que la comunidad internacional articule un tratado el año próximo, con el fin de conseguir una reducción histórica de la emisión global de Gases de Efecto Invernadero (GEI).
Así mismo, Estados Unidos e Indonesia aprovecharán la visita para firmar dos memorandos: uno para la protección de la flora y la fauna, que combatirá además del comercio de especies en peligro, y el otro de cooperación al desarrollo de terceros países.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.