Imagen de una de las zanjas para desagüar el humedal.

A 45 minuto de Yopal, capital del Casanare está la laguna-humedal Primero de Mayo. Este humedal tiene una importancia estratégica por ser un refugio de fauna y flora silvestre y uno de los  lugares donde, en época de sequía, hay agua que ayuda a los animales a sobrevivir el verano que cada año azota esta región.

El año pasado los predios donde se encuentra el humedal fueron comprados sin consultar primero con Corporinoquia que, en un proceso regular, debe aprobar la compra de cualquier terreno que incluya ecosistemas clave y de posible conservación como el Primero de Mayo.

Con la compra se creó la finca Santa Fé. A lo largo de esta semana los vecinos han denunciado a los dueños de la finca  porque, como muestran las fotografías, llevaron una retroexcavadora para “tumbar el monte y hacer potreros para ganado”, como dice Camilo Arreaza, periodista y ganadero de la región.

A través de manifestaciones, llamadas a Corporinoquia y plantones la comunidad trató de detener la excavación, pero solo lograron pararla 36 horas después de que empezó cuando el humedal ya había perdido medio metro de profundidad. Para contener el resto del líquido los vecinos construyeron un dique provisional.

Semana Sostenible habló con uno de los dueños de la finca Santa Fé, José Montañés, quien afirmó que la razón para hacer las zanjas no fue armar potreros, sino “porque el agua de la laguna nos llegó a la finca y faltaba muy poco para que la casa se inundara. Además, con la subida del agua llegaron animales peligrosos como babillas y culebras. La idea era escurrirla un poquitico, no más”.

Montañés también afirmó que hace año y medio cuando compró las tierras la laguna estaba a más de 100 metros de la casa y ahora está a menos de 5. Así mismo, dijoa que el humedal no es tal, sino que se trata de un brazo de un río que ha sido desviado.

Al hablar con representantes de Corporinoquia sobre el caso, Semana Sostenible pudo establecer que la laguna es en efecto un humedal, que la Corporación recibió las primeras denuncias el Lunes y entre ese día y el martes las atendieron. También afirmaron que al hacer una visita a la finca e inspeccionar las zanjas comprobaron que hubo un desagüe mal hecho y por eso ya impusieron una medida preventiva que se va a alargar en un proceso sancionatorio contra los dueños del predio.

Según Lina Marcela Ramos, uno de los representantes antes mencionados, “los dueños de esta finca debieron haber consultado con Corporinoquia antes de comprar los terrenos porque no debieron comprar ahí es más, no se debería poder vender ni comprar ahí por ser un terreno que incluye un lugar  de conservación”.

A este caso, dice Arreaza, se une el de otro humedal  de 100 hectáreas que  está en la comunidad vecina de Barbillal que “fue secado a la fuerza hace tres años sin ninguna intervención por parte de las autoridades”.

Este incidente llama la atención porque muestra una nueva cara del  la crisis del agua que vive el Casanare, que ha dejado aproximadamente 25.000 chigüiros y animales de otras especies como babillas y tortugas literalmente: muertos de sed.

El sábado 5 de abril se  adelantará un inventario de aguas y lagunas que anexe lugares que deben ser protegidos y declarados de interés público en esta región para evitar que este tipo de situaciones se repitan.

Vea las fotos aquí:


Foto de la retroexcavadora.


Foto de una zanja.



Foto de la comunidad frente a la zanja.


Fotos de la biodiversidad del llano:


Babilla por Camilo Arreaza.


Caballos salvajes por Camilo Arreaza.


morruco por Camilo Arreaza.




Pájaro Carpintero por Camilo Arreaza.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.