El fenómeno del Niño de este año estará entre los cuatro más intensos observados desde 1950, así lo indicó este martes la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Según el organismo adjunto a la ONU, la temperatura del agua en superficie en el centro-este del Pacífico superará probablemente el aumento promedio normal de 2 grados centígrados.

Solo en tres ocasiones se había registrado una alza similar en la temperatura del Pacífico, esto ocurrió en los años de 1972-73, 1982-83 y 1997-98.

Dentro de los posibles efectos que se esperan están precipitaciones superiores a lo normal en otoño e invierno (boreal) en América del Norte, reducción de la frecuencia de tormentas y huracanes en el Atlántico, la formación de tormentas en el este y centro del Pacífico, mientras que en Colombia se espera una disminución en las precipitaciones.

El episodio debe alcanzar su intensidad máxima entre octubre y enero y persistir durante buena parte del primer trimestre del próximo año, antes de debilitarse, según la OMM.