A la derecha, Fahd Bin Sultan.

Se trata de Fahd Bin Sultan, gobernador de la provincia de Tabuk  en Arabia Saudita, quien a finales de enero de 2014 estuvo en Pakistán con un grupo de acompañantes.  De acuerdo a las autoridades del país, el príncipe habría matado 1.977 aves de la especie avutarda hubara, catalogada en vía de extinción. Sus acompañantes serían los responsables de la muerte de las otras 123 aves.

De acuerdo al diario británico The Daily Mail, la cacería duró 21 días y ocurrió en la provincia de Baluchistán, al suroccidente del país. La publicación agrega que el gobierno pakistaní concedió a Fahd Bin Sultan un permiso especial para cazar en algunas áreas, este se extralimitó y cazó en zonas protegidas.  Aunque cazar especies en vía de extinción está prohibido en Pakistán, y regulado en  India, se ha sabido de ocasiones en las que el gobierno permite a algunos dignatarios cazar estos animales. 

según Tasneem Aslam, miembro del ministerio de relaciones exteriores de Pakistán, “los dignatarios árabes han estado cazando por varias décadas, es una tradición. Hace diez años no había tanta conciencia pública sobre lo grave de estos hechos, pero ahora vemos que cada vez más personas protestan contra esta práctica”.

La Unión Internacional para la conservación de la naturaleza y los recursos naturales estima que la población total de avutarda huabara es de 110.000 aves en todo el mundo.  La especie se encuentra en el listado de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas, un acuerdo internacional para controlar el comercio ilegal de animales.  De acuerdo a la publicación inglesa, la población de esta ha disminuido en un 30 por ciento a causa de la caza indiscriminada.

Esta foto muestra otras 123 aves asesinadas por el grupo que acompáñaba al príncipe.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.