SEMANA

La medición de datos climáticos es una de las herramientas que utilizan distintas instiruciones para adelantarse a posibles focos de crisis causados por la incertidumbre climática. Esta información que antes estaba reservada para meteorólogos y científicos gracias a una iniciativa liderada por Corpocaldas ahora es de dominio público, democratizando el acceso y el aprendizaje de la medición del clima en el departamento de Caldas.

El sistema de alertas tempranas participativas para el oriente de Caldas (SATP), surgió de la necesidad que tenían las comunidades y entidades en los municipios de Manzanares, Victoria y La Dorada de mayor conocimiento sobre la variabilidad del clima en la región. El SATP se vale de la información de seis microestaciones climatológicas, que recogen datos como la temperatura, humedad relativa, precipitación, entre otros, que son enviados vía Wifi a las alcaldías de los municipios y a la página web (http://www.wunderground.com). 



Esta información, que es de libre consulta, se puede utilizar para que entidades puedan rever posibles incendios forestales, controlar la propagación de enfermedades como dengue, leishmaniasis y chikunguña. Y para que agricultores y asociaciones de productores puedan utilizar las mediciones para determinar periodos de siembra y cosecha, y diseñar sistemas de riego para periodos de sequía. 

Sin embargo, nada de esto sería posible sin un alto componente pedagógico en el que gracias al apoyo de distintas ONGs los habitantes de los municipios mencionados aprenden a medir el clima, sacar promedios, leer gráficas y tendencias para no depender de las entidades públicas para tomar acciones preventivas.

“Hemos dado un salto cualitativo de la cabañuela a un manejo del clima por parte de la comunidad. Las personas se fiaban de unas observaciones empíricas y gracias a las estaciones ya hay datos que no están basados en mitos”, dice Carlos Julio Castillo, Profesional Especializado Recursos Naturales, quien lidera la iniciativa desde Corpocaldas. 

En la actualidad el SATP funciona en tres cuencas, pero la idea es que el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible pueda dar mayor impulso a la iniciativa para llegar a las nueve cuencas en las que se divide el territorio caldense.  

Carlos Julio Castillo, uno de los gestores del proyecto. (Alex Guerrero/SEMANA)

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.