Los elefantes sienten emociones fuertes.

Su nombre es Raju y lleva media década, 50 años, encadenado. El pasado 7 de julio un equipo de la organización Wildlife SOS logró liberarlo después de un año de lucha legal de la mano de las autoridades locales para lograr confiscárselo a su dueño. Lo más impactante del rescate fue que, al darse cuenta de que estaba siendo liberado, Raju comenzó a llorar

Raju vivía encadenado las 24 horas situación que, para un animal tan grande como un elefante, es algo atroz. El equipo que lo rescató trabajó varias horas durante la noche mientras lograban quitarle las cadenas tipo espinas que tenía. Se cree que Raju fue secuestrado del lado de su madre cuando era muy pequeño y que ha pasado de dueño en dueño siendo cada vez más maltratado.

Después de su rescate el elefante fue trasladado en un camión y bajo el cuidado de veterinarios hasta el centro de cuidado de Wildlife SOS a unas 350 millas del lugar de donde fue removido para comenzar con una recuperación física y psicológica. Su futuro será vivir en un ambiente más natural junto a otros elefantes que han sido rescatados.

Raju llegó a su nuevo hogar a las 12:01 del viernes 4 de julio y fue recibido por los otros siete elefantes que viven en el santuario. Según los cuidadores y veterinarios del lugar, ya comenzó a socializar con los otros elefantes y se espera que después de un trabajo intenso logre tener una vida sana y feliz.


Vea las fotos de Raju en el momento de ser rescatado y en su nuevo hogar a continuación:

Raju siendo rescatado

Raju llorando

Raju en su nuevo hogar


¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.