No incrementar las acciones contra el cambio climático sería “desastroso”, advirtió este martes en Pekín el gobernador de California, Jerry Brown, que busca colmar el vacío de liderazgo estadounidense en cuestiones climáticas.

Brown hizo estas declaraciones en China, donde espera obtener apoyo para sus agresivos esfuerzos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en California tras la decisión del presidente Donald Trump de sacar a Estados Unidos del Acuerdo de París contra el calentamiento global.

“Hay todavía algunas personas en lugares de poder que se resisten a la realidad, que se resisten a las evidencias de la ciencia”, dijo el gobernador durante un discurso al margen de un encuentro ministerial sobre energías renovables.

Brown hizo varias apariciones públicas en Pekín, en el marco de su viaje de una semana a China.

Su enérgica llamada a la acción en cuestiones medioambientales contrastó con la discreta presencia del secretario estadounidense de Energía, Rick Perry, que utilizó su aparición en la conferencia para defender los beneficios de la tecnología de captura, utilización y almacenamiento de carbono (CCUS por sus siglas en inglés).

“Nuestra experiencia con la CCUS demuestra que se puede hacer lo correcto para el medioambiente y también para la economía”, afirmó Perry.

La retirada estadounidense del Acuerdo de París, alcanzado en diciembre de 2015, dio a China, primer emisor mundial de gases de efecto invernadero, la oportunidad de hacerse con el liderazgo en la lucha global contra el cambio climático.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.