;
AFP

El pasado mes de enero fue el más caluroso, en términos modernos, desde que se tienen registros y el último de una serie que alimenta las preocupaciones sobre el ritmo del cambio climático, según datos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA).

La temperatura media en la tierra y las superficies de los océanos fue de 1,04 °C por encima de la media en enero del siglo XX, según la agencia meteorológica.

Esta fue la media más alta en enero desde que comenzaron los registros en 1880, informó la NOAA, sobrepasando el récord anterior de 2007 en 0,16°C grados.

Enero marcó así el noveno mes consecutivo que rompe un récord de temperatura, después de que 2015 se coronase como el año más caluroso.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.