;
AFP

Estados Unidos insistió este miércoles en la necesidad de "transparencia" de todos los países en sus compromisos sobre el clima, tras la publicación por parte de China de datos que revelan que infravaloró ampliamente su consumo de carbón durante más de una década, algo que facilitó un mayor impacto negativo en el medio ambiente. (Vea: ¿Qué pasará con el tratado de EE. UU. y China contra cambio climático?)

Según datos de la oficina nacional de estadísticas (BNS) desveladas el miércoles por The New York Times, China consumió anualmente muchos más de lo que anunciaba.

En 2012, por ejemplo, el consumo de carbón de China habría sido 4.120 millones de toneladas, y no 3.530 millones de toneladas como afirmaba.

La amplitud de la revisión de datos por parte del principal emisor de gases de efecto invernadero del mundo generó interrogantes a pocas semanas de la Conferencia de París (COP21), que comienza el 30 de noviembre, y que debe buscar un acuerdo mundial sobre el clima. (Vea: ¿Qué es y para qué sirve la COP 21?)

"Este informe no tiene una importancia significativa en las negociaciones internacionales en curso sobre el clima", aseguró el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.

"Seguimos pensando que China mantendrá su compromiso de reducir sus emisiones de CO2 y a jugar un papel constructivo en el esfuerzo internacional", agregó.

No obstante, indicó que "lo que necesitamos es tener disposiciones fuertes sobre la transparencia en el acuerdo de París".

"Los países deberían estar listos a asumir sus compromisos pero también a explicar cómo van a documentar que respetan esos compromisos", aseveró.

La transparencia será "un elemento importante" de las negociaciones en la conferencia de París, insistió.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.