;
AFP

ExxonMobil sabía desde los años 1980 que el cambio climático era un fenómeno real causado por el hombre, pero en público alimentó las dudas, engañando a sus accionistas y a los ciudadanos, según un estudio publicado este miércoles.

El artículo, que amplía una investigación del sitio InsideClimate News divulgada en 2015, se basa en el análisis de 187 documentos producidos por el gigante petrolero estadounidense entre 1977 y 2014: publicaciones científicas, documentos internos y tribunas de pago en el New York Times.

“Identificamos una contradicción sistemática entre lo que Exxon decía sobre el cambio climático en los círculos privados o académicos y lo que decía en público en el New York Times”, explicó a la AFP Geoffrey Supran, uno de los autores del estudio publicado en el Environmental Research Letters.

Así, en el 83% de las publicaciones científicas y el 80% de los documentos internos estudiados se reconoce que el cambio climático es “real y causado por el hombre”, pero paralelamente, en el “81% de las tribunas publicadas en el New York Times se expresan dudas” al respecto.

Para los autores, Supran y Naomi Oreskes, de la Universidad de Harvard, al haber financiado la investigación científica, ExxonMobil “contribuyó al progreso de la ciencia sobre el clima”, pero a la vez “alimentó las dudas” sobre el fenómeno.

“ExxonMobil engañó al público”, concluyeron estos especialistas en historia de las ciencias.

Supran y Oreskes explicaron haberse lanzado en este estudio después de que el gigante petrolero desmintiera las informaciones de algunos medios, que acusaron a la empresa de haber ocultado datos científicos sobre el cambio climático.

“Rechazamos claramente las acusaciones (...) Nuestra empresa, de forma continua, pública y abierta, ha investigado y hablado de los riesgos ligados al cambio climático”, defendió la empresa, en la que el actual secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, pasó 41 años, dirigiéndola entre 2006 y 2016.

Procesos judiciales

La sinceridad de las informaciones transmitidas por ExxonMobil centra varios procesos jurídicos en Estados Unidos, emprendidas en particular por los fiscales de los Estados de Nueva York y de Massachussets y por el gendarme estadounidense de la Bolsa, que busca saber si la empresa informó debidamente a sus accionistas sobre los riesgos de su actividad petrolera - las energías fósiles son responsables del 75% de las emisiones de gases de efecto invernadero -.

Supran dijo a la AFP que “no puede juzgar si Exxon infringió la ley”, pero defendió que su estudio es “pertinente en el marco de los procesos en curso”.

Del examen de todos los documentos, los autores concluyeron que las comunicaciones internas eran conformes a los conocimientos científicos del momento, con un grado de incertidumbre, mientras en las tribunas de la prensa se subrayaban sobre todo los interrogantes.

Así, en 1982, el gigante petrolero citaba ya y hasta cuantificaba “el presupuesto carbono”, es decir, las emisiones de gases de efecto invernadero que no hay que sobrepasar para limitar el alza de la temperatura mundial por debajo de 2ºC y prevenir los impactos más dramáticos.

Por otro lado, pese a haberse ocupado internamente de estudiar el cambio climático, ExxonMobil había rechazado hasta hace poco evaluar el impacto financiero de las políticas para limitarlo.

Pero en mayo, una moción en ese sentido obtuvo la mayoría de votos entre sus accionistas, temerosos de una depreciación de los activos en el futuro.

“ExxonMobil buscó sembrar dudas” sobre el cambio climático y “serán los inversores quienes deberán pagar la factura si la empresa no se prepara a un futuro sin emisiones de CO2”, declaró a la AFP Natasha Lamb, del fondo Arjuna Capital, uno de los accionistas que promovió la moción.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.