Omár Franco y Gabriel Vallejo.

Este jueves en horas de la mañana el Ideam en cabeza de su director, Omar Franco, y el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible dieron una rueda de prensa en la que se presentaron los posibles impactos del fenómeno del Niño en nuestro país.

A pesar de que inicialmente el Ideam sostuvo a lo largo de este año que dicho fenómeno tendría una intensidad débil, la situación parece haber cambiado y los impactos del niño serán más fuertes de lo presupuestado tal como ha sido replicado por numerosas agencias internacionales. La más importante de ellas, la Agencia Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) que en días pasados señaló que "este niño puede ser de los más fuertes desde que comenzaron los registros en 1950". (Vea: El medio ambiente: la víctima olvidada)

En nuestro país, según los entes ambientales, el principal impacto será una disminución en las precipitaciones donde 300 municipios presentan riesgo de desabastecimiento de agua, algo que ya se había anunciado en el pasado Estudio Nacional del Agua (Vea: No hay agua pa’ tanta gente: 318 cabeceras municipales sufren de desabastecimiento).

Asimismo, se indicó que el fenómeno del Niño se extenderá en nuestro país hasta marzo del 2016 y que traerá consigo un déficit de lluvias entre el 40% y el 60% en algunas regiones del país, donde los departamentos más afectados serían La Guajira, Magdalena, Atlántico y San Andrés y Providencia. (Vea: Fenómeno de 'El Niño' de este año podría ser el más fuerte de la historia)

“El Fenómeno pasó de débil a moderado, por lo que se ha presentado un déficit de lluvias entre el 40 y el 60% en algunas ciudades del país; sin embargo esto no quiere decir que no llueva”, declaró Franco.


Déficits de lluvias, desde enero hasta agosto


Para hacer frente a esta problemática el Ministerio anuncio que el Ideam y la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo (UNGRD) se encuentran adelantando un plan de contingencia en compañía de las gobernaciones.

Por su parte el ministro de Ambiente, Gabriel Vallejo, afirmó que el fenómeno del niño tomó un giro inesperado, “se ha fortalecido y tenemos en este momento deficiencia de los ríos. La invitación es a tener en cuenta los planes de prevención, a ahorrar agua y a denunciar los incendios”.

Por zonas, Urabá será uno de los pocos lugares donde las condiciones de lluvia serían cercanas a lo normal. Mientras que el centro y sur de la región Pacífica y en gran parte de la región Andina (Antioquia, Santander, Norte de Santander, Eje Cafetero, Tolima, Valle, Cauca, Nariño, Cundinamarca y Boyacá,) se esperan déficits de lluvias. Para la Orinoquia y Amazonia, las lluvias tendrán un comportamiento entre normal y ligeramente superior. 

Recordemos que el último fenómeno del niño fuerte del que se tiene referencia fue hace cinco años y trajo consigo varios desastres: desató monzones en Asia, seguías en Australia, Filipinas y Ecuador, tormentas en Estados Unidos, olas de calor en Brasil e inundaciones en México.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.