El Fondo Verde para el Clima de las Naciones Unidas que era solo una idea hace cuatro años en la cumbre de cambio climático (COP 16) de Cancún (México), se materializó este miércoles con una primera partida presupuestal que asciende a los 9.300 millones de dólares, gracias a la conferencia internacional de donantes celebrada en Berlín (Alemania). 

Aunque el objetivo inicial era alcanzar una cifra que sobrepasara los 10.000 millones de dólares, la cifra no es nada despreciable por lo que el gobierno alemán destacó el éxito de la reunión. Bárbara Hendricks, ministra de Medio ambiente del gobierno germano señaló que la lucha frente al cambio climático debe ser solidaria y que "la dotación del Fondo Verde para el Clima es una muestra de que no abandonamos a su suerte a los países en vías de desarrollo en materia de protección del clima".

En este mismo sentido Gerd Müller, titular de la cartera de cooperación del país europeo, dijo que el compromiso económico es una clara señal de que el mundo está unido frente a la situación climática. "El cambio climático es una de las cuestiones decisivas para la supervivencia de la humanidad que sólo podemos resolver de forma conjunta o no resolver en absoluto", añadió.

El principal objetivo de la nueva institución es brindar asistencia a los países en vía de desarrollo más pobres y vulnerables para afrontar y mitigar los efectos del cambio climático. 

La mayor contribución al fondo la hizo Estados Unidos, quien colaboró con 3.000 millones de dólares, mientras que Alemania, el primer país en comprometerse económicamente, destinará 940 millones de dólares al organismo.

También, confirmaron su participación en el fondo España, Panamá, Finlandia, Nueva Zelanda y Mongolia, mientras la mayor contribución anunciada durante la reunión, fue la de Reino Unido que aportó 1.200 millones de dólares. Por su parte, China e India no enviaron representantes al evento.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.