Gabriel Vallejo, ministro de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Uno de los ministros que ha estado más activos con la reciente coyuntura de orden público desde el levantamiento del cese al fuego unilateral por parte de las Farc es Gabriel Vallejo. Después de las múltiples acciones que han afectado los ecosistemas en Putumayo, Nariño y Norte de Santander el ministro de Ambiente se ha hecho presente en los lugares y ha puesto énfasis en realizar acciones rápidas para disminuir la afectación ambiental y social.

Sin embargo, existen voces que critican que esta misma actitud no se refleje en la lucha contra la minería en lugares en los que la población ha expresado su rechazo, así como en la discusión del Plan Nacional de Desarrollo (PND) donde el Medio Ambiente fue el gran perdedor. Por esta razón Semana Sostenible habló con el ministro de estos temas para conocer su punto de vista.

Semana Sostenible: Usted habla de que es uno de los ministros más activos en territorio, pero en comentarios de internet, foros y en Semana Sostenible estuvimos muy pendientes de las discusiones del Plan Nacional de Desarrollo (PND). Vimos que mientras Ministros como Cárdenas y Cristo se veían bastante activos y haciendo cierto ‘lobby’ en los artículos que les interesaban, a usted poco se le vio en la discusión de los artículos más polémicos el 177, que avalaba la minería en páramos; y del 183, que permitía el otorgamiento de las licencias exprés.

Gabriel Vallejo: Sobre eso quisiera hacer dos comentarios. Pocas veces en la historia el PND para este ministerio ha tenido más socialización con sus más y menos. El PND se discutió en la Cámara y allí fue aprobado con el artículo de delimitación de paramos como uno de los más polémicos. Cuando yo voy al Senado allí se aprobaron y negaron los artículos de crecimiento verde sin que yo pudiera hablar o la gente del ministerio. Además en la conciliación hubo una representante del Partido Verde, uno de los principales críticos del documento, y aquí no se vale ahora que salgan a decir que la señora o señorita es primípara.


S. S. : Pero mientras otros ministros o sus representantes si estaban presentes en la conciliación ¿dónde estaba usted? Usted no puede acusar a una representante por algo que no era 100% responsabilidad de ella.

G. V. : Allá estuvo el viceministro mío. La doctora Claudia López, que es la principal opositora a los artículos de crecimiento verde, argumenta que el tema de páramos es un adefesio, pero a ella se le olvida que Antonio Navarro aprobó ese artículo y que además puso un parágrafo y que me dijo “ministro con esto quedamos tranquilos”. No puede pasar ahora que cada persona de un partido tenga visiones diametralmente opuestas. Aquí se cumplieron con los trámites.

S. S. : Pero quizás usted se dejó meter un gol porque en la conciliación volvieron los artículos eliminados y si alguien podía hacer algo en la conciliación para frenar la inclusión de estos artículos era usted como ministro.

G. V. : Yo lo único que digo es que no hubo un solo minuto en que allí no estuviera el ministerio. Pienso que este es un PND, que como todo en la vida, puede haber una gente que lo comparte y otra que no. Yo creo que hay gente que miente al país cuando dicen que autorizamos la minería en paramos, le están mintiendo técnicamente al país.


S. S. : ¿Qué opina sobre la propuesta del Partido Verde para evitar la minería en paramos que contempla comprar los títulos ya adjudicados a empresas?

G. V. : Eso en la teoría suena maravilloso pero en la práctica es inviable. Eso se promete con una plata que no existe.

S. S. : Nosotros hemos hablado con la senadora López y nos dijo esto se presentará como proyecto de ley. ¿Usted como ministro no debería buscar esos recursos?

G. V. : Esa es la diferencia entre la teoría y la práctica, esa es la diferencia entre la vida vista en la distancia y la vida vista en la realidad. ¿Cómo le parece un artículo que diga que a partir de la fecha el gobierno destinará unos recursos para pagar a las mineras y el ministro conciliará? 

Yo le he dicho a ella, “usted me puede plantear a mí con esta situación fiscal de donde vamos a sacar la plata”. Quiero conocer un ministro de ambiente que firme una conciliación con una minera pagándole una cantidad de dinero a la minera y que el congreso no lo confronte por un pago desmedido. Por eso digo que esa propuesta no es viable. Uno no puede andar por la vida haciendo propuestas que suenan muy bien pero que no son reales.  


S. S. : En este mismo sentido vemos que el repudio popular por la minería viene creciendo el pasado 5 de junio miles de habitantes en el Tolima marcharon contra el proyecto de La Colosa y habitantes del municipio de Tasco en Boyacá mantienen bloqueada la entrada de la mina de hierro El Banco de Acerías Paz del Rio. El repudio a la minería en la población es latente ¿qué opina usted de esto?

G. V. : Yo estoy de acuerdo en que la prioridad es preservar el medio ambiente pero al mismo tiempo tengo que decir que no toda la minería es mala, no podemos estigmatizar una actividad productiva que técnicamente bien hecha tiene enormes beneficios. 

S. S. : Bueno pero sí existe un clamor para que se busquen otras alternativas productivas

G. V. : Usted me habla de La Colosa las empresas están planteando solicitar una licencia para 2018. Y yo siempre aprendí que del futuro hay que hablar cuando llegue. Ponerme a hablar de La Colosa cuando yo no sea ministro no me parece. 

S. S. : Hablamos con Cortolima y ellos nos contaban que prácticamente se le haría un tajo a la montaña que produce agua para gran parte de la región

G. V. : Pero eso no sería ahora sería en el 2018. En el 2018 cuando hagan la solicitud de la licencia pues hay vamos a dar el debate. ¿Qué quiere la gente, que yo como ministro ahora salga a decir que el proyecto es inviable o no? 

S. S. : ¿Pero usted no es consciente que la afectación a Cajamarca y a los recursos hídricos sería grave?

G. V. : Yo soy consciente de que eso tiene unas implicaciones estructurales pero soy consciente que se han hecho otros proyectos de manera adecuada desde el punto de vista ambiental y técnico. En su momento habrá que hacer la revisión y el análisis técnico. Ahí también hay que tener en cuenta de que existe una competencia directa para las corporaciones regionales.

S. S. : ¿Entonces usted cree que no hay resistencia popular a la minería?

G. V. : Yo creo que técnicamente la gente en general siente que la minería le causa daño al medio ambiente y en general se puede partir de esa base, lo que yo le estoy planteando es que uno no puede generalizar que la minería ‘per se’ es mala y que la minería bien hecha es mala. Eso es falso. 


S. S. : En ese orden de ideas la actividades extractivas van a continuar ¿No es bueno regularlas mejor?

G. V. : Yo creo que es muy importante definir cuál es la competencia de la ANLA y de las corporaciones. Nosotros estamos fortaleciendo la primera para que los licenciamiento se puedan hacer mejor y en las corporaciones les estamos haciendo seguimiento a la minería que se desarrolla en cada parte del territorio.

Sobre los atentados al medio ambiente

S. S. : Los atentados de las Farc en las últimas semanas han dejado un grave pasivo ambiental. ¿Cómo controla el ministerio este tipo de situaciones que demandan acciones rápidas y eficientes?

G. V. : Lo primero que quiero hacer y ratificar es una vez más rechazar de manera categórica los atentados, me parece que son actos irracionales. Tenemos en las últimas dos semanas unos daños ambientales en la mayoría de casos irreparables y lo más importante daños sociales de gran envergadura. Como Ministerio hemos gerenciado el ministerio en el territorio ir al lugar y asistir a la población. En Putumayo tomamos como medidas de acción garantizar carrotanques con agua para la utilización doméstica y dos galones de agua potable a las familias más el proceso de limpieza con la empresa privada que involucra succionar el crudo. Con el alcalde de Puerto Asís estamos intentando llevar una maquinaria de tratamiento de agua para paliar el problema del agua. 

S. S. : ¿Y en Tumaco que se ha hecho después de la voladura del oleoducto trasandino?

G. V. : Se hizo entrega 51 tanques para almacenamiento, 10 motobombas para succionar el agua que se trae en canoas y carrotanques. Lastimosamente un grupo de pescadores por la contaminación del rio se quedaran sin sustento, aunque se gestionaron 100 millones de pesos para implementar proyectos productivos. Casi el 99% del crudo se logró recuperar con bombas extractoras especiales.

S. S. : ¿Qué tiene que hacer Colombia para que el fin del conflicto no se traduzca en la destrucción de su riqueza natural?

G. V. : Esto tiene que ver con varias cosas. Llevamos muchos años con atentados y con daños ambientales y es importante entender que el ministerio ha hecho presencia porque el desarrollo de comunidades y gente es también tarea de ministerios. A pesar de esto confirmo que la única manera de parar esta situación es llegando a un acuerdo de paz, no hay nada revolucionario en atacar torres y fuentes hídricas y poniendo en grave situación a la población civil. Pero tengo la convicción que buscar la paz es algo que hay que buscar y aún más desde el punto de vista ambiental.

S. S. : En el seguimiento web que hemos hecho a la coyuntura de orden público se ha exaltado la buena reacción del Ministro, pero también muchos califican que usted está aprovechando para atacar al blanco fácil y que este despliegue no se ha visto en otras ocasiones cuando el culpable de un desastre ambiental fue una empresa privada por ejemplo. ¿Qué les respondería a estas personas?

G. V. : Respeto la opinión ajena pero creo que no conocen la realidad del ministerio, yo paso 4 días de la semana en el territorio y eso es gerenciar ambientalmente el territorio. 

En la web de semana sostenible en octubre del año pasado escribimos un artículo titulado ‘Las deudas del Gobierno con el medio ambiente’. Nos gustaría repasar algunos de los puntos que se señalaban en el artículo para ver cómo van.

S. S. : Fracking. Mientras la andanada de países que rechazan la técnica crece e incluso varios estados de los Estados Unidos han optado por su prohibición en Colombia le seguimos apostando a esta polémica técnica extractiva. ¿Por qué insistir en un problema a futuro?

G. V. : Los estudios realizados nos generan un nivel básico de tranquilidad. Por eso aprobamos la práctica. No es una certeza, pero cumpliendo las normas de rigor habría un nivel de certeza mínimo y una garantía relativa no absoluta.

S. S. : Información pública y sistematizada del ANLA y el ministerio. ¿Ha cambiado o se ha avanzado en el tema?

G. V. : Estamos llevando a cabo un trabajo para sistematizar no solo la ANLA sino todo el ministerio para que la información sea realmente pública. Es un trabajo en el que llevamos cerca de cuatro meses avanzados.

S. S. : Paramos y delimitación.

G. V. : El 22 de diciembre el Instituto Humboldt debe tener los 25 paramos con la cartografías 1 – 25.000 y me están presentando esta semana el cronograma los páramos que deberían seguir en las delimitaciones. Posiblemente seguiremos con Antioquia

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.