Sin duda se trata del primer ‘streaptease’ del mundo animal. Este lagarto que habita en la Reserva Natural del Tsingy, en Madagascar, literalmente se desnuda. Pero no lo hace para divertir al público sino para salvar su vida. En momentos de tensión y amenaza, el gecko escama de pez deja a sus depredadores saboreando su piel mientras huye a toda velocidad.

Le puede interesar: Animales que parecen sacados de la ciencia ficción

Este método, tan útil para sobrevivir, dificultó durante muchos años la identificación de la especie a la que pertenece. Esto porque la forma de hacerlo se basa en la disposición de las escamas, y este particular lagarto las pierde al mínimo roce o acercamiento. Pero gracias a la tomografía micro computarizada, el gecko no pudo evadir más la clasificación científica. Ahora sabemos su nombre, sus características y posiblemente será investigado más a fondo porque su capacidad de regenerar la piel puede dar algunas pistas para la medicina humana.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.