A pocas semanas de la COP 21 de París, gobiernos, empresas y personas tienden a hablar cada vez más de temas como el cambio climático, las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) o del posible acuerdo climático que se podría llegar a alcanzar en la ciudad luz. Sin embargo, pocas personas saben de la existencia del Green Climate Fund o Fondo Verde del Clima, una entidad que fue creada en el 2010 y que es lo más parecido a una decisión global vinculante con respecto al cambio climático.

El Fondo tiene como principal misión recaudar y mover grandes recursos monetarios para apoyar planes y proyectos de mitigación y adaptación frente al cambio climático en todos los países reconocidos por la ONU, haciendo énfasis en los países en vía de desarrollo.

El Fondo Verde del Clima fue propuesto el 2009 durante la COP 15, que se llevó a cabo en Copenhague (Dinamarca), pero fue un año después en Cancún (México) donde se aprobó su consolidación. Allí se estableció que el organismo sería regido por una junta de 24 miembros con igual representación de países desarrollados y en vía de desarrollo. Por América Latina hay representantes de Chile, Perú, Colombia, México, Cuba y Belice. (Vea: Las empresas más innovadoras del mundo)

A pesar de lo prometedor que suena el fondo este no ha estado exento de polémica, ya que numerosos expertos señalan que la recaudación anual podría no ser suficiente para ayudar verdaderamente al clima. Asimismo, el rol del sector privado, que no está del todo claro, y la no negativa del fondo a la financiación de proyectos relacionados con la explotación de combustibles fósiles han sido uno de los temas controvertidos de la entidad.

A mayo de este año el fondo alcanzó la cifra de 10.200 millones de dólares provenientes de 38 países (vea aquí la lista) y la meta es recaudar 100.000 millones de dólares anuales hasta el 2020. (Vea: ¿Reservar y ahorrar energía?: la Powerwall de Tesla puede ser la solución)

Semana Sostenible habló con Zaheer Fakir el “arquitecto de las finanzas del cambio climático”, quien acaba de ser nombrado codirector del Fondo Verde del Clima y quien se encuentra en Bogotá en el marco del evento Finanzas del Clima. Su trayectoria lo ha posicionado como uno de los ‘Gurú’ en este tema.

"El cambio climático es el centro de la agenda de economía verde"



La perspectiva de las finanzas del clima en Colombia

Colombia se está preparando para acceder y manejar los recursos financieros que le permitan enfrentar el cambio climático. Un aspecto clave de la preparación radica en fortalecer las capacidades del gobierno nacional para la planificación financiera y económica, de manera que el país pueda cumplir con el compromiso de reducir en un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero para el 2030.

Otro reto consiste en incentivar a los municipios y departamentos para que incorporen estrategias de adaptación y mitigación al cambio climático en sus planes de desarrollo y ordenamiento territorial. Esto es particularmente importante pues como acaba de revelar en un reciente informe la Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios, el 85% de los municipios de Colombia no cuenta con sistemas de alertas tempranas ante desastres naturales.

De otra parte, es esencial generar el ambiente institucional adecuado para que podamos ser receptores de recursos originados en fuentes internacionales como el Fondo Verde para el Clima. El Ministerio de Ambiente alemán, a través del PNUD, PNUMA y World Resources Institute, está contribuyendo al desarrollo de capacidades y a la innovación financiera para que entidades colombianas puedan acceder a este fondo y a otras fuentes de financiamiento climático. (Vea: Suecia quiere ser el primer país 100% libre de combustibles fósiles)

El Departamento Nacional de Planeación es la autoridad nacional designada ante el Fondo Verde para el Clima. Un cuerpo colegiado ha sido creado para tomar decisiones y promover la presentación de proyectos y programas ante este fondo global. Para acceder a los recursos, tres entidades nacionales están en proceso de acreditación: el Fondo Acción, Findeter y Bancoldex.

“La acreditación de entidades nacionales públicas y privadas es el primer paso para la formulación y financiación de proyectos encaminados a un desarrollo bajo en carbono así como a incentivar la adaptación de las regiones, los sectores productivos y las comunidades al cambio climático”, dice José Luis Gómez, Director Ejecutivo del Fondo Acción”.

Sin embargo, a pesar de la gran tarea de estas entidades, queda mucho trabajo por hacer para que gobiernos y empresas vean que invertir en el clima es una ganancia que generará grandes réditos a futuro.

@ormistas

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.