Vista aérea de la tragedia en el 2010.

La compañía estadounidense Halliburton, contratista del pozo operado por la British Petroleum compañía responsable del derrame de petroleo en el 2010 sobre el Golfo de México, anunció que pagará 1.100 millones de dólares para resolver el caso que la vinculaba con cargos por funcionamiento defectuoso.

El dinero será destinado a indemnizar los residentes, gobiernos e industrias pesqueras locales que se vieron afectados por el derrame de cuatro millones de barriles de petróleo en el  pozo "Deepwater Horizon", cuya explosión provocó la muerte de once trabajadores.

El acuerdo se produce a la espera de un fallo definitivo por parte del juez federal del distrito de Nueva Orleans (Luisiana, en Estados Unidos), Carl Barbier, sobre la responsabilidad en el mayor vertido de petróleo de la historia de EE.UU. de las tres empresas implicadas.

Estas son Transocean, la propietaria de la plataforma "Deepwater Horizon"; Halliburton, que efectuó la cubierta de cemento que protegía el pozo; y Brithish Petroleum (BP), que lo explotaba.

Los analistas apuntan que de este modo Halliburton busca limitar su responsabilidad al acceder al pago de estas sanciones.

La Justicia estadounidense ya acabó su pesquisa en los tribunales contra BP, que en enero de 2013 se declaró culpable de 14 cargos penales, incluida la muerte de once de sus empleados. 

También, el Departamento de Justicia podría llegar a exigir hasta 17.000 millones de dólares en daños civiles a la petrolera BP, en caso de que se determine que fue "extremadamente incompetente" en su gestión del pozo. La petrolera británica ya ha pagado cerca de 28.000 millones de dólares en gastos de limpieza y compensación a las víctimas.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.