En la Plaza de Armas de la Casa de Nariño los Presidentes de Colombia y Francia, Juan Manuel Santos y François Hollande, pasan revista a las tropas. (Foto: Efraín Herrera - SIG)

La visita del presidente francés, François Hollande, a Colombia ha suscitado un gran revuelo, no solo por la coyuntura que la rodea, sino porque desde 1989 el país no recibía a un presidente de Francia, cuando el socialista François Mitterrand se reunió con el entonces presidente colombiano Virgilio Barco.

Como era de esperarse el encuentro ha estado encaminado a cumplir con el claro objetivo de dar un espaldarazo al proceso de paz con las Farc. Sin embargo, dos temas de gran relevancia a escala global surgieron durante la apretada agenda que tenía el gobernante francés: la lucha contra las consecuencias del cambio climático; y el apoyo que ese país europeo lleva varios años dando a la agenda ambiental del país, con particular énfasis sobre los temas de ciudades y agua.

Quizás por la reciente asunción de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, al salir del encuentro con el presidente Juan Manuel Santos, Hollande fue certero en denunciar a quienes cuestionan la existencia del cambio climático, “no entiendo ni siquiera como algunos pueden cuestionar todavía la existencia misma del cambio climático y el calentamiento global, seguramente les falta algo de información a quienes pretenden eso”.

Y añadió, “sin duda siguen estando poco informados, pero me imagino que los datos científicos les serán comunicados. Cuanto antes, será mejor”. El mandatario aseguró además que debe velarse porque el acuerdo “pueda ser implementado efectivamente a través de las contribuciones de cada uno de los países, de los financiamientos que se esperan, porque es esencial”.

Aprovechando esta alusión, el mandatario francés destacó que fueron varios los encuentros que sostuvo con su homólogo colombiano en el marco de la COP 21 donde se firmó el histórico Acuerdo de París. Hollande aseguró que Colombia tiene un papel importante en términos de cambio climático y por tal razón debe ser parte de un frente unido global frente a este fenómeno para asegurar la ratificación y el cumplimiento del acuerdo, en el que los países colectivamente se comprometieron a reducir sus emisiones de forma que la temperatura global no aumente más de dos grados centígrados.

(Vea también: COP 22 dejó una hoja de ruta para aplicar el Acuerdo de París)

Asimismo, resaltó la importancia de la riqueza natural del país, “Colombia es el país con la mayor biodiversidad en el mundo y tenemos que preservarla”. Esta última declaración va en la misma línea de la acción que ha tenido la diplomacia francesa que durante años ha apoyado a Colombia en el esfuerzo por hacer uso racional de los recursos naturales. También, en funciones más protocolarias y en el apoyo a eventos específicos, el estado francés ha sido uno de muchos financiadores claves de los temas ambientales en el país.

Por ejemplo, desde la Agencia Francesa de Desarrollo y la banca de desarrollo del Estado Francés, hay prestamos vigentes para dos temas prioritarios: en primer lugar, de la mano de aliados claves como EPM, Findeter y el municipio de Medellín, esta agencia ha prestado más de 700 millones de dólares para el ordenamiento sostenible de las ciudades y los territorios; y como segunda medida, en temas relacionados con el uso adecuado del recurso hídrico, dicha agencia ha prestado directamente a las entidades del estado más de 240 millones de dólares.

De ahí que si bien el tema de la paz ha sido el eje transversal de la visita de François Hollande a nuestro país, el medioambiente, tan vigente en la agenda mediática y gubernamental, también tuvo cabida en esta minigira que culminará este martes.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.