Mucho se ha hablado sobre las terribles consecuencias que ha dejado el huracán Harvey. Ha sido responsable de una de las peores tragedias de la historia en el estado de Texas en Estados Unidos; causó inundaciones en Houston, la cuarta ciudad más poblada de ese país y lo peor es que muchas personas no contaban con seguros contra inundación, debido a que este fenómeno no es común en la zona.

El comportamiento atípico del huracán tampoco ha ayudado. Harvey ha tocado tierra varias veces convirtiéndose en tormenta tropical y a pesar de su debilitamiento no se ha desvanecido tan rápido como se esperaba. De hecho, luego de tocar tierra en Texas, la tormenta hizo lo mismo en el estado de Luisiana y se espera siga ascendiendo hacia el noroeste hasta desaparecer probablemente el fin de semana.

Le puede interesar: Los “insectos” más peligrosos del planeta

Pero el comportamiento del huracán no fue el único que tomó al mundo por sorpresa. Lo mismo ocurrió con las reacciones de una hormiga, conocida como hormiga fuego.

Estos insectos, gracias a un gran trabajo en equipo, conformaron unas especies de islas encima de las aguas que inundaron las tierras donde vivían. Aunque muchas morirán, eso no importa, pues el objetivo principal es salvar a la reina y sus larvas.

Le recomendamos: Una abeja es una especie en peligro por primera vez en Estados Unidos

Un estudio reciente de la Universidad Tecnológica de Georgia encontró que las hormigas fuego juntan sus cuerpos para garantizar que las colonias permanezcan unidas, haciendo uso de una especie de “almohadillas” pegajosas que tienen debajo de sus patas.

Ante un peligro como el agua, las hormigas rápidamente empiezan a trabajar para formar esas especies de balsas que se ven flotando y que a simple vista parecieran manchas. Lo asombroso, según un estudio de 2011 de la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias, citado por el portal Mashable, es que estos insectos pueden construir sus balsas en 1 minuto con 40 segundos y que pueden permanecer flotando durante días e incluso semanas.

Lea también: Leche de cucaracha: ¿el alimento del futuro?

A pesar de que la capacidad de supervivencia de las hormigas fuego es una obra natural que descresta a muchos, también preocupa a otros tantos. Este insecto no es nativo de América del Norte pero se ha reproducido aceleradamente en el sur de Estados Unidos, convirtiéndose en una plaga difícil de controlar. Además, su mordedura, aunque no es mortal, es dolorosa y puede causarles grandes molestias a personas alérgicas. Por eso, ciudadanos y hasta autoridades ya han dicho que si alguien llega a encontrarse con una isla de hormigas fuego es mejor alejarse rápidamente de ellas pues son bastante agresivas.

Aún con todo lo anterior, las hormigas han fascinado a miles de personas por su tenacidad, resistencia y capacidad de adaptación ante eventos inesperados y extremos como el que ha vivido el Estado de Texas.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.