| 2017/02/23

Revive polémica por hoteles en Parques Nacionales

El desencuentro entre el sector ambiental y el de turismo, sobre la conveniencia de abrir las puertas a los hoteles en los santuarios naturales, reaparece con motivo de la estructuración de un modelo de alianzas público privadas para el ecoturismo.

Foto: Parque de los Nevados. (Foto: Gabriel Eisenband (@gaboeisenband))
Foto: Parque de los Nevados. (Foto: Gabriel Eisenband (@gaboeisenband))

Después de los escándalos provocados por los polémicos proyectos hoteleros Six Senses y los Ciruelos en el Parque Tayrona en el 2012, Parques Nacionales Naturales y el Ministerio de Ambiente se dieron a la tarea de expedir una resolución que estableciera claramente qué se puede y qué no se puede hacer en materia de ecoturismo en los Parques Nacionales Naturales del país. (Vea: El Grupo Daabon y el proyecto Six Senses)

Producto de dicha discusión nació la Resolución 531 del 29 de mayo del 2013, que estableció los criterios para determinar, cada cinco años, cuáles son las áreas con vocación ecoturística en el país.  Además, definió las condiciones para los planes de manejo de áreas protegidas con vocación turística e impuso una clara limitación a las expectativas del alcance del modelo: dentro de las áreas del Sistema Nacional de Parques únicamente puede construirse infraestructura liviana para que los visitantes pernocten ahí. Esto incluye carpas y hamacas en zonas de camping claramente definidas para ese fin.

 Sin embargo, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha solicitado en diversos espacios y en reiteradas ocasiones que se modifique o elimine esa resolución. Hace dos años, en una iniciativa liderada por la Vicepresidencia y el MinCIT identificó esa resolución como la principal y casi única barrera para incentivar esa industria. 

En ese momento no hubo cambios, pero en estos días revive la polémica por un estudio que contrató el Departamento Nacional de Planeación (DNP), por instrucción de su director, para identificar oportunidades y estructurar un esquema de alianzas publico-privadas para promover la industria del turismo relacionado con la naturaleza. El estudio, cuyos realizadores incluyen a firmas de la talla de KPMG y a la firma de Abogados Arrieta Mantilla y Asociados, podría concluir que el ecoturismo no tendría mayor futuro de no hacerse un cambio en las políticas existentes. Los resultados aun no están listos ni han sido publicados, pero se prevé que las discusiones van a ser de alquilar balcón. 

Le puede interesar: Parques Naturales obtuvieron récord de visitantes en 2016

Permitir la construcción de infraestructura pesada dentro de los parques nacionales sería una fuente de recursos tanto para la Unidad de Parques como para las comunidades aledañas a las zonas, que con frecuencia tienen dificultades para identificar alternativas productivas viables. Pero al mismo tiempo el costo ambiental podría ser alto.

Por su parte Parques Nacionales defiende la vocación conservacionista de las áreas protegidas y promueve activamente para que estas áreas sean un espacio de defensa contra fenómenos como el cambio climático. Además, los conflictos de uso y tenencia de la tierra dentro de los Parques agregan un nivel adicional de complejidad: si se autoriza un hotel habrá pocos argumentos para que no resulte una avalancha de hospedajes e infraestructura turística que podrían afectar gravemente la capacidad de carga de esos delicados ecosistemas.

De momento habrá que ver qué ocurre con esta polémica de vieja data que de momento vuelve a revivir un tema clave de cara al posconflicto.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.