El impacto del cambio climático va mucho más allá de los trastornos que sufre la naturaleza. Desde ya el efecto se siente en el bolsillo de todos los colombianos, que pagan más por su comida, sus cuentas de energía o pierden tiempo al ver retrasados sus viajes. Para WWF, Colombia tiene que adaptar de manera urgente su economía para enfrentar estos desafíos. La buena noticia es que las tecnologías ya existen en el mercado y su implementación es factible.

En 2014 el Departamento Nacional de Planeación (DNP), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) presentaron un estudio sobre los efectos económicos del cambio climático. Advirtieron que si no se adoptan medidas de adaptación, Colombia perdería en promedio 0,5 por ciento de su PIB en el período de 2011 - 2100, lo equivale a 3,8 billones de pesos por año. (Vea: La increíble historia de los “mercaderes de la duda”)

1. Costosa Niña

La ola invernal de 2010 fue brutal. Más de 150 personas perdieron sus vidas, 1.5 millones tuvieron que abandonar su hogar. La factura por los deslizamientos, la inundación de los cultivos y los problemas de movilidad alcanzó más de 11 billones de pesos, casi el 2% del PIB de 2011.

2. La luz está cara


El fenómeno del Niño de 2015 es el más fuerte en 60 años. En algunas regiones no llueve desde hace más de dos años, los acueductos están secos y las represas hidroeléctricas se vacían. Los precios del agua y de la electricidad ya subieron, mientras que las empresas que generan energía térmica afrontan una profunda crisis económica que va a dejar un hueco de 3.3 billones de pesos. Y sobre el país ronda el fantasma del apagón, que Colombia ya padeció en 1992, y que según el ministerio de Minas le costaría 12 billones de pesos a la economía. (Vea: 5 paisajes en riesgo por el cambio climático)

3. No hay para la leche

En Colombia hay más de 25 millones de cabezas de ganado, un sector que representa 3,6% del PIB nacional. Según la CEPAL, los ganaderos tendrían pérdidas de 1,6% anuales por culpa del cambio climático. Esto significa un impacto directo sobre los precios de la carne, de la leche y de todos sus derivados. Este no es el único problema, por el fenómeno del Niño los lecheros han notado que la calidad ha bajado y que las vacas producen menos. (Vea: 5 platos típicos que el cambio climático podría arruinar)

4. Transporte imposible

Por su geografía accidentada y por el atraso de su infraestructura, el transporte en Colombia es absurdamente caro. Es más costoso enviar un container de Bogotá a Buenaventura, que de este puerto a Shanghái en China. Y eso podría empeorar con el cambio climático, que va a provocar más derrumbes, erosión y deslizamientos que aumentarán el cierre de las carreteras. Según la CEPAL, las rutas de Colombia se mantendrán cerradas 6% del tiempo por culpa de estos desastres naturales.


5. Pescado escaso

En Colombia más de 400.000 personas viven de la pesca. Pero su trabajo está en riesgo. El estudio de la Cepal, afirma que de 2010 a 2100 el recurso pesquero podría disminuir 5,3% por año. Y según el Quinto informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático, en países del trópico como Colombia, la pesca disminuirá hasta un 60 por ciento de aquí a 2050. Por pura lógica económica, con menos pescado en el mercado, se van a disparar los precios. Algo que tiene que poner a pensar a los colombianos, que consumen en promedio 6,4 kilos de pescado al año. (Vea: 5 impactos del cambio climático sobre la salud)

¿Cómo puedes ayudar?

Puedes ayudar a hacerle frente al cambio climático cambiando la luz de tu casa por iluminación LED. Ahorras el 90% del consumo energético, reduces tus emisiones y la factura. Es una inversión cuyos resultados se ven inmediatamente.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.