El impuesto a las bolsas plásticas ha generado gran controversia por la poca información brindada respecto a la destinación del dinero, entre otros detalles. Sin embargo, semana Sostenible en días pasados consultó a Carlos Díaz, de la oficina de Negocios Verdes del Ministerio de Ambiente quien resolvió varias de las dudas y aseguró que “que el tributo que se le cobra a los consumidores, será recaudado por los comerciantes y se aplica únicamente sobre las bolsas para cargar los productos que se venden grandes superficies, por eso no están incluidas las bolsas de basura ni las que entregan en otros establecimientos no comerciales como las Eps”.

Hasta aqui todo va medianamente bien de no ser porque el panorama político colombiano está plagado de personas que más allá de informar más bien quieren destruir este tipo de iniciativas, además basándose en información falsa. Tal es el caso del diputado conservador de la Asamblea del Magdalena, Alex Velásquez Alzamora quien señaló equivocadamente en su cuenta de Twitter que el tributo será para financiar la política de las Farc.

Lo más preocupante es que más allá de corregir esta aseveración el diputado dijo a Caracol Radio “que los dineros que se recauden por las bolsas plásticas van al Presupuesto General de la Nación por ser un tributo y no puede tener ese impuesto una destinación específica a temas ambientales como lo quiso mostrar el ministro Murillo, por ende, ese recurso terminará en el fortalecimiento de la política del presidente Juan Manuel Santos sobre la implementación de los acuerdos con las Farc”.

Lo que resulta curioso es que pareciera ser que el diputado quiere llamar la atención porque desde que salió el impuesto han sido numerosos los esfuerzos de muchos medios de comunicación y del mismo Ministerio de Medio Ambiente para aclarar todas las dudas.

Sobre el impuesto

La idea de poner un impuesto a las bolsas plásticas surgió ante el consumo desaforado e irracional de este tipo de productos en Colombia. Un estudio elaborado por MinAmbiente indica que, en promedio, cada persona usa 6 bolsas por semana. Esto equivale a 288 cada año, que multiplicadas por los 49 millones de habitantes de este país, da como resultado el uso y el desperdicio casi que inmediato de 14.000 millones de bolsas en ese periodo.

Por eso, tras un estudio elaborado por el Ministerio de Hacienda, se estableció que el valor inicial del impuesto al uso de bolsas plásticas debía ser de 20 pesos en el primer año de vigencia. Esta cifra irá aumentando 10 pesos anuales hasta 2020, cuando alcance la tarifa plena de 50 pesos.

Si tiene más dudas al respecto visite el artículo: Bolsas plásticas, todo lo que tiene que saber sobre el nuevo impuesto 

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.