| 2016/09/30

India: florece el mercado negro de búhos

En la India, los búhos son sacrificados en rituales para atraer la buena fortuna, y en algunos casos para enviar mala suerte a sus rivales. Aunque los búhos están protegidos por ley, el mercado negro está floreciendo.

India: florece el mercado negro de búhos
;
DW

Frente al Fuerte Rojo de Delhi, construido en el siglo XVII en la parte antigua de la capital india, se encuentra el famoso mercado de aves, conocido localmente como Kabootar Bazar, el mercado de la paloma.

En lugar de palomas, sin embargo, las pequeñas tiendas exhiben principalmente aves exóticas en jaulas sucias con excrementos y restos de comida en descomposición. El brillante plumaje, amarillo y rojo, de los animales otorga a este lugar una extraña vivacidad.

En las tiendas, los visitantes no podrán ver, sin embargo, un búho enjaulado. Los dueños son muy conscientes de que su venta es ilegal. Las 32 especies de búhos existentes están protegidas por la "Ley de Protección de la Naturaleza” india desde el año 1972. Pero están ahí, al alcance de cualquiera que esté dispuesto a pagar un determinado precio.

Los búhos siguen siendo la especie de ave silvestre más buscada en la India, ya que se les otorga poderes mágicos especiales. Las aves son sacrificadas por personas que esperan mejorar su situación financiera, o para desear una maldición a un adversario. Asimismo, las partes del cuerpo de esta ave se convierten en amuletos para atraer la buena suerte.

El comercio y los sacrificios tienen lugar durante todo el año, pero principalmente durante el festival hindú Diwali, que este año se celebra el 30 de octubre. La divinidad que preside esta festividad es Lakshmi, diosa hindú que otorga la prosperidad y la riqueza, y que está estrechamente relacionada con el búho. Así que para cualquier persona que quiera convertir su mala suerte en buena fortuna, este es el momento perfecto.

Búhos grandes y pequeños

Inicialmente, nuestra investigación nos conduce a un callejón sin salida. Nos presentamos como potenciales compradores en busca de un búho para su sacrificio. Los comerciantes se mantienen prudentes y a la defensiva. No obstante, la tenacidad nos conduce hasta un hombre joven, robusto, y con barba de tres días, para quien la ley no parece tan importante.

Nos dice que los búhos están disponibles: un búho joven por 8.000 rupias (unos 100 euros) o uno adulto por 20.000 rupias (unos 260 euros). Para conseguir un búho grande, sin embargo, tendríamos que esperar unos días y pagar la mitad por adelantado. Los búhos serían generalmente adquiridos fuera de la capital. "Los pequeños se pueden conseguir en un solo día”, nos afirma el joven con la confianza de un comerciante experimentado.

Encuentro con un chamán

El acuerdo incluye los servicios de un chamán, o curandero profesional, que realiza el ritual del sacrificio. El comerciante tiene el número de teléfono de su chamán favorito al alcance de su mano.

Este hechicero, un hombre de mediana edad, viste pantalones de vestir y una camisa de manga larga.

Sus ojos están marcados con kohl, un cosmético a base de galena molida, y los dientes manchados por el zumo de betel. Nos aconseja que elijamos el búho grande. Cuanto mayor es el ave, dice, la diosa responderá más rápido al deseo solicitado. Con las uñas y los ojos del búho se harán unos amuletos.

El chamán, que recibe una comisión del vendedor de búhos, afirma haber trabajado para todo tipo de clientes. "Incluso los políticos lo hacen antes de las elecciones”, nos cuenta.

Comercio en expansión

A cinco minutos a pie del mercado de aves se encuentra el templo rojo Sri Digambar Jain, que alberga el pequeño "Hospital de la Caridad del pájaro”. El veterinario de guardia nos dice que diferentes personas voluntarias le traen de tres a cuatro búhos heridos al mes. Sin embargo, no quiere especular sobre las heridas de los animales. Añade que las aves deben de ser entregadas a las autoridades, después de haber sido atendidas con los primeros auxilios.

La política del gobierno contempla liberar los búhos de nuevo a su hábitat natural, una vez que estén sanos y se haya presentado una denuncia en caso de crimen. Pero la "Oficina Nacional para el Control del Crimen de la Vida Salvaje” (WCCB, en sus siglas en inglés) no incluye tales registros.

Podría ser que las autoridades locales simplemente no hayan compartido información, según explica un inspector que trabaja para la agencia nacional, establecida en 2007. Pero también admite que los búhos no son una prioridad para ellos.

"Se incluyen en el Apéndice 4 de la ley, que dice que no se encuentran en peligro de extinción”, afirma el inspector, que no quiere ser nombrado porque no está autorizado para hablar con los medios de comunicación. La WCCB envía patrullas de policía a los mercados de aves durante el festival de Diwali. No obstante, atrapar a los comerciantes con un búho entre manos es todo un reto, según el inspector, ya que los búhos no se muestran en público.

Sin embargo, existen evidencias del comercio de búhos por todas partes en la India, según el ornitólogo Abrar Ahmed. Ese fue el resultado de un estudio que realizó el científico, en 2010, junto con las organizaciones para la conservación de la vida salvaje TRAFFIC y World Wildlife Fund (WWF India). Durante su investigación, el biólogo encontró 20 mercados, al menos 20.000 aves fueron

vendidas en total allí, incluyendo búhos. En los dos años que duró el estudio, Ahmed vio personalmente más de 1.000 búhos vendidos. Pero debido a la naturaleza clandestina del negocio, el investigador afirma que es imposible una cuantificación precisa.

La superstición y la magia negra son las principales razones para el comercio, que tiene lugar en todas las comunidades y religiones, nos confirma Ahmed por teléfono desde Bombay, en la costa occidental de la India.

El resultado es que el número de especies de búhos que vive en los bosques de la India "está en retroceso”, según el ornitólogo Girish Jathar, de la organización para la investigación de la fauna silvestre "Bombay Natural History Society”. Jathar nombra el comercio ilegal como una de las principales causas del deterioro de búhos, además de la deforestación, la invasión de hábitat y la conversión del bosque para proyectos de desarrollo.

Salvado para morir

Según Ahmed no ha ocurrido mucho desde que fueron publicados los resultados de su estudio. "El Ministerio de Medio Ambiente publicó el informe y al principio el comercio retrocedió porque los vendedores temieron al gobierno”. Pero seis años después, todo está de nuevo como al principio, ya que, en su opinión, apenas se hizo nada para combatir el mal de raíz.

"Deberían de distribuirse folletos en los idiomas locales allí donde se capturan los búhos”, sugiere Ahmed.

Según su informe, algunas comunidades tribales tradicionalmente participan en la captura de búhos. Esta práctica debería detenerse cuanto antes, ya que aunque los búhos sean posteriormente rescatados de las jaulas de los comerciantes, no hay ningún plan de procedimiento. Esto significa que las aves heridas llegan hasta los veterinarios, que a menudo no tienen ni idea de cómo proceder, ni tan siquiera el equipo necesario. Además, los activistas, aunque de buena intención, a menudo abandonan a las aves en el hábitat equivocado. "Una vez que se captura un búho”, dice, "es como si ya estuviera muerto”.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.