Al final de la semana pasada el ministro de Medio Ambiente, Gabriel Vallejo, presentó la rendición de cuentas de su gestión al frente de la cartera. “Por primera vez quedó consignado en el Plan Nacional de Desarrollo con vigencia 2014-2018 la Política Pública Ambiental de Crecimiento Verde”. Este fue para Vallejo su mayor logro, luego de estar un año al mando de una de las carteras más controvertidas del país. Esto a pesar de que senadores, como Claudia López del Partido Verde, y expertos, como Manuel Rodríguez, exministro de ambiente, han denunciado que el PND dejó muchos micos sueltos como las criticadas licencias exprés y la minería en páramos.

Dentro de los hitos del ministerio Vallejo destacó la incorporación de 4.3 millones de hectáreas al Sistema Nacional de Áreas Protegidas, la delimitación de 100.000 hectáreas en el páramo de Santurbán, con una inversión superior a los 16.000 millones de pesos; y el afianzamiento del Plan Nacional de Educación Ambiental que ha sido la bandera de Vallejo desde que asumió esta cartera.

Otros logros que destacó el ministerio fueron la actualización de la norma de vertimientos, el compromiso de Colombia para combatir el cambio climático — el país estableció una meta de reducir 20 por ciento de sus emisiones—, la lucha contra el tráfico ilegal de fauna y flora y la lucha contra el tráfico de maderables que el ministro ha definido como una de sus prioridades.

Como soporte a esto en materia de conservación de bosques, se está construyendo una estrategia integral para reducir la deforestación e impulsar el uso sostenible de los bosques que ocupan más de la mitad del país, se presentó el Plan Nacional de Restauración, para cumplir con el compromiso de iniciar procesos de restauración en 1 millón de hectáreas para 2020, y se firmó la segunda fase del Pacto por la Madera Legal en Colombia con una inversión de 5 millones de euros provenientes de la Unión Europea, estrategia que busca frenar el tráfico de madera ilegal en toda la cadena de valor y reducir la deforestación.

Para Vallejo un logro que calificó como “histórico” fue la articulación del Sistema Nacional Ambiental (SINA) y la articulación del Ministerio con las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR). A mediados de este año se hizo el primer encuentro del SINA en su totalidad y el ministro ha estado yendo a las reuniones de las CAR periódicamente.

Los pendientes y lo que está por venir

Vallejo afirmó que hay varios temas que faltan por ser atendidos pero el más urgente es, sin duda, la minería ilegal y criminal en el país. Una problemática sobre la que el presidente Juan Manuel Santos dijo en agosto de este año “es un enemigo mucho más poderoso, mucho más peligroso y que hace mucho más daño del que pensábamos”. La minería criminal mueve más de 7 billones de pesos al año.

En el corto plazo Vallejo afirmó que para finales de 2015 se delimitarán más de 25 páramos. Las metas que el ministerio anunció en el largo plazo incluyen 2,5 millones de hectáreas protegidas adicionales incorporadas en el Sistema Nacional Ambiental de Áreas Protegidas para 2018. Para ese mismo año el ministerio buscará reducir la tasa anual de deforestación a 90.000 hectáreas, restaurar 210.000 hectáreas adicionales a las que se lograron en el cuatrienio pasado y delimitar 36 páramos más. Asimismo, se tienen previstos dos nuevos sitios Ramsar para Colombia: el Complejo de Humedales del Alto del Río Cauca y la Laguna del Sonso.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.