;
BBC

La trajeron las olas, se quedó en la arena y, desde entonces, comenzó el misterio.

Una criatura apareció esta semana en una playa de la península de Gower en la costa sur de Gales, Reino Unido, y desde entonces los científicos no logran ponerse de acuerdo sobre lo que tienen ante sus ojos.

Le puede interesar: La situación catastrófica que enfrenta el anfibio más grande del mundo

¿Es un extraño tipo de ballena? ¿Un delfín? ¿O acaso una marsopa?

Nadie logra explicar con certeza de qué especie se trata.

Solo se saben los datos que han arrojado los exámenes de campo:

  • Tiene un esqueleto de 1,52 metros.
  • Presenta una cabeza larga y una gran línea de mandíbula.
  • Su forma se asemeja a la de un cetáceo o un reptil.

"Cuando lo miras la primera vez, puedes pensar que es un cocodrilo, pero ciertamente no lo es", explica Dan Forman, experto en biociencia de la Universidad de Swansea.

¿Cómo la descubrieron?

Beth Janetta, de 41 años, caminaba por la playa con su perro cuando descubrió en la arena el cadáver de la criatura.

El guardabosques de la Fundación Nacional para Lugares de Interés Histórico o Belleza Natural, Mark Hipkin, quien fue llamado para recoger los restos, afirmó que pensaba que era una marsopa.

"Tenemos marsopas llegando regularmente, así como delfines y focas. A veces,hasta ovejas", añadió.

playaLa criatura apareció en la playa de Rhossili, en la costa sur de Gales. Foto: Getty Images.

Pero el especialista Forman no está de acuerdo con ese criterio.

Le recomendamos: Valen más mil volando: el enorme potencial del aviturismo en Colombia

"La línea de la mandíbula sugiere que es como una ballena, algún tipo de cetáceo o un delfín".

Pero se desconoce a ciencia cierta de qué se trata.