Negociadores en la COP21.

Los negociadores de la COP21 en París comenzaron este martes a desgranar los términos del acuerdo que esperan anunciar el 11 de diciembre, aunque van "muy lento", indicaron. Ellos manejan un documento de 55 páginas "muy abierto" con "más de 200 opciones" y que, por consiguiente, todavía no genera grandes problemas a ningún país y "nadie quiere ceder demasiado pronto", señalaron fuentes de los Estados miembros en la cumbre.

Los negociadores tienen el mandato de dejar "limpio" el borrador de acuerdo el próximo sábado y se espera que las conversaciones se aceleren a partir del lunes, cuando comienza el tramo ministerial de la cumbre para cerrar el texto definitivo. El documento que sirve de base para la negociación tiene cinco puntos esenciales que la presidencia francesa espera se cristalicen en un gran protocolo.

El primero de ellos se refiere a los objetivos de reducción de gases de efecto invernadero, que pese a ser el más mediático "no parece que sea el que va a presentar los mayores problemas", agregan. El segundo es el de adaptación a los efectos del calentamiento global o, lo que es lo mismo, la construcción de infraestructuras que atenúen sus efectos negativos. En tercer lugar está la "diferenciación" entre países, puesto que, a diferencia del Protocolo de Kioto que solo incluía compromisos para los países ricos, de París se espera que salga un acuerdo que incluya a todos, por lo que hay que diferenciar en qué forma debe actuar cada uno.

Uno de los temas más espinosos es el de la financiación de los esfuerzos para la lucha contra el calentamiento global en los países en vías de desarrollo. El anuncio de las creaciones de una coalición para la energía solar y de fondos importantes para África va en ese sentido, aunque todavía están lejos de los 100.000 millones de dólares anuales a partir de 2020 que reclaman los países más pobres, suma que estaría financiada por el Green Climate Fund.

La cumbre cierra el 11 de diciembre con un acuerdo que se espera sea lo suficientemente ambicioso para que la temperatura media del planeta no aumente a más de 2 grados a finales de siglo. Un reto difícil, pero posible si los Estados miembros se comprometen.

Reina el escepticismo

Las ONG Action Aid, WWF y Care presentaron esta mañana un informe en el que alertan que la temperatura global ya ha aumentado un grado Celsius por encima de los niveles preindustriales. En esta situación, "la necesidad de financiación y de regulaciones para hacer frente a la devastación climática es más crítica que nunca", apuntaron, e instaron a los líderes mundiales a tomar acciones y compromisos "serios" para ayudar a los países más vulnerables a afrontar las pérdidas y daños que causa el calentamiento global.

Según las organizaciones, "los líderes tienen que poner en práctica lo que predican”. Sandeep Chamling Rai, de WWF, aseguró que las políticas de reducción de emisiones y de ayuda a la adaptación han sido "totalmente inadecuadas" durante "demasiado tiempo", lo que ha empeorado los impactos del cambio climático. Por ello, opinó, los líderes mundiales tienen ahora que asumir su responsabilidad e ir a la acción.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.