De acuerdo con una investigación de las universidades de Stanford, Princeton y California en Berkeley. Las especies desaparecen a una velocidad 100 veces mayor de lo que solían hacerlo, lo mas preocupante es que los humanos podrían estar entre los amenazados.

Desde que terminó la era de los dinosaurios hace 66 millones de años, el planeta no había perdido especies a una tasa tan alta como ahora. El estudio "muestra sin lugar a dudas que estamos entrando en la sexta gran extinción masiva", dijo uno de los coautores, Paul Ehrlich, profesor de biología en Stanford.

"Si se permite que esto continúe, a la vida le tomará millones de años recuperarse y nuestra propia especie probablemente se extinga pronto", dijo el autor líder del estudio, Gerardo Ceballos, de la Universidad Autónoma de México. Asimismo la desaparición de especies vertebradas en el último siglo es 114 veces mayor de lo que habría sido si no hubiera habido actividad humana. (Vea: Cambio climático condenará a la extinción a 1 de cada 6 especies)

El análisis se basa en las extinciones documentadas de vertebrados, es decir animales con esqueletos internos como ranas, reptiles y tigres, a partir de registros fósiles y otros datos históricos. La tasa moderna de extinción de especies fue comparada entonces a "la tasa natural de desaparición de especies antes de que la actividad humana dominara (la Tierra)".

Puede ser difícil estimar esta tasa, también conocida como tasa de extinción de fondo, porque los humanos no saben exactamente lo que ha pasado en el curso de la historia de 4.500 millones de años de la Tierra.

Para el estudio, los investigadores usaron una tasa pasada dos veces mayor a las estimaciones que se utilizan generalmente. Si la tasa pasada -o ritmo natural- era de dos extinciones de mamíferos cada 10.000 especies a lo largo de 100 años, entonces la "tasa promedio de desaparición de especies vertebradas en el último siglo es 114 veces mayor de lo que habría sido sin humanos", dice el estudio. (Vea: La humanidad en ‘zona de peligro’ según la Universidad de Estocolmo)

"Y esto incluso basándonos en las estimaciones más conservadoras de la tasa de extinción de especies", añade.

"Insistimos en que muy probablemente nuestros cálculos subestimen la gravedad de la crisis de extinción, porque nuestro objetivo era colocar un límite realista pero bajo al impacto humano sobre la biodiversidad".
Las causas de la extinción actual de especies son, entre otras, el cambio climático, la contaminación y la deforestación.

De acuerdo a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), cerca del  41% de todos los anfibios y 26% de los mamíferos están actualmente en peligro de extinción.

"Hay ejemplares de especies en todo el mundo que son básicamente muertos vivientes", concluyó Erich. 

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.