Leonardo DiCaprio es un actor reconocido y recordado por su participación en numerosas cintas. A pesar de no tener un mayor músculo político, se puede decir que con sus acciones ha hecho mucho más por los ecosistemas de Colombia que los cientos de políticos que desfilan por el Congreso de Colombia a diario.

La semana pasada entró en vigencia en todo el mundo el convenio de Minamata y 74 países, de los 128 que firmaron, lo ratificaron. Sin embargo, Colombia no hizo parte del selecto grupo por múltiples demoras burocráticas. Primero, fue en la Cancillería donde se entorpeció su trámite y en el Congreso restan tres debates, uno en la plenaria del Senado y dos en la Cámara de Representantes para que de una vez por todas se apruebe la Ley.

No obstante, este no será el último paso, después de aprobado deberá pasar a sanción presidencial y luego a revisión de la Corte Constitucional. Luego, si la Corte lo declara conforme a la Constitución, la Cancillería preparará y depositará el instrumento de ratificación ante el secretario general de Naciones Unidas en Nueva York.

Ojalá esta vez la que nos cautive sea la actuación de los legisladores y no tengamos que conformarnos solo con una nueva joya de DiCaprio en las salas de cine.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.