Kevin Pluck / C.C. / Flickr
;
DW

Son grandes, potentes y un símbolo de elegancia y serenidad. En China guardan la entrada a casas y empresas como estandartes de fuerza y poder de los propietarios y para mantener las influencias negativas a distancia.


En sus hábitats empero, el exterminio de los leones avanza a pasos agigantados. “Los leones africanos están a punto de desaparecer”, advierte un estudio de la Universidad de Oxford, que recuerda que los leones han sido extinguidos ya de América, Siberia, Europa y el suroeste de Asia. En Asia hay solo algunos sobrevivientes en el Parque Nacional Gir, en la India. (Vea: ¿El fin de las saigas tatárica?)

Los científicos advierten que los 23.000 leones restantes que viven en la sabana de África, al sur del Sahara, también se enfrentan a la extinción. Este el resultado del análisis de 47 diferentes regiones de África en los últimos 25 años.

En África el número de leones se ha reducido a la mitad en los últimos 35 años, y en los próximos 20 años se reducirá, nuevamente, a la mitad. La ONG Pantera, dedicada a la protección de los felinos, confirma los problemas. Según Arnulf Köhncke, experto en la conservación de especies del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), una de las razones para la extinción de los leones radica en que “las familias de estos felinos requieren zonas de caza no menores de 100 kilómetros de superficie”. Así, los leones pueden encontrar los animales de su menú: cebras, búfalos o kudus. (Vea: ¿Por qué los pandas sobreviven comiendo bambú siendo carnívoros?)

El hombre es el intruso

Pero los cultivadores invaden cada vez más los terrenos tradicionales de los leones, en los que mantienen ahora a ganado, gatos o cabras. A falta de cebras, los leones atacan entonces los animales domésticos de los labriegos, que, a su vez, se vengan asesinando a los felinos, o porque se sienten amenazados personalmente.

Además de la destrucción a gran escala de sus hábitat, los leones están amenazados por la caza ilegal y el comercio con fines medicinales. No menos dañinas son las enfermedades que atacan a estos felinos, como la tuberculosis y un tipo de SIDA generado por el Virus de Inmunodeficiencia Felina (FIV), una cepa similar al VIH humano. No hay hasta ahora cura contra estos dos males.

Más que en situación de riesgo

La Lista Roja de la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN) no considera aún al león en “inminente desaparición”. Una clasificación que exige actualizar la Universidad de Oxford. “En África, entretanto, los leones africanos viven sólo en áreas protegidas cercadas de Botswana, Namibia, Sudáfrica y Zimbabwe”, explica Hans Bauer. (Vea: 10 animales que podrían desaparecer)

El investigador Arnulf Köhncke, de WWF, pide por ello la apertura de “corredores entre zonas protegidas para permitir el paso de leones y otros animales salvajes y el intercambio que promueva la supervivencia de las poblaciones de leones”.

La idea, según Köhncke, es demostrar que “gracias al ecoturismo, es más beneficioso tener leones vivos que leones muertos. El tiempo urge: en cinco importantes países africanos quedan apenas 4.000 leones.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.