Luis Gilberto Murillo Urrutia es el nuevo ministro de Medio Ambiente de Colombia, luego de que en la tyarde de este lunes el presidente Juan Manuel Santos presentó nuevo gabinete. La elección de Murillo al frente de esta dificil cartera es respaldada por su título de Ingeniero de Minas con énfasis en minería a cielo abierto de la Universidad de Moscú, además cuenta con una especialización en política pública la Universidad de Maryland, en Estados Unidos. Además, este chocoano es experto en política pública internacional para el desarrollo regional y en los últimos años ha liderado procesos de desarrollo regional desde el departamento del Chocó, donde se desempeñó como gobernador.

Murillo nació hace 50 años en San Juan, un municipo de Chocó. Desde muy temprana edad se destacó como un estudiante aplicado lo que le significó ser uno de los mejores Icfes del país y obtener una beca para estudiar en Rusia. En la Universidad de Moscú estudió ingeniería de minas y cursó una maestría en minería.

Antes de regresar al país, Murillo desarrolló su carrera profesional en los Estados Unidos. Se desempeñó como analista principal de política internacional de la Agencia de Cooperación Internacional Lutheran World Relief, fue revisor-par del Banco Mundial y consultor externo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), el Banco Inter-Americano de Desarrollo (BID) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). También, se desempeñó como director para América Latina y el Caribe y como vicepresidente de operaciones del Phelps Stokes Fund en Washington (Estados Unidos).

Tras regresar al país trabajó como director de la Corporación para el Desarrollo del Chocó (Codechocó), también se desempeñó como director encargado del Departamento del Medio Ambiente de Bogotá durante la segunda alcaldía de Antanas Mockus. 

En el 2012 fue elegido como gobernador del Chocó con una votación histórica de 52.000 votos, bajo el aval de los partidos Verde, ASI, Cambio Radical y el partido Conservador. Allí en coalición con la alcaldesa de Quibdó, Zulia Mena, logró que ser elegido a pesar de no pertenecer a la clase política dominante de Chocó. Una elección que fue esperanzadora para un departamento plagado de corrupción en los entes estatales.

Sin embargo, Murillo fue suspendido el 13 de julio de 2013 por el Consejo de Estado. Según el alto tribunal este no podía haber sido elegido gobernador porque sobre él recaía una condena de seis meses e inhabilidad por un año por el delito de peculado por destinación oficial diferente. Ya que como director de la Corporación para el Desarrollo del Chocó, en 1998, Murillo destinó cinco millones de pesos a la reparación de una escuela en el municipio de Andagoya (Chocó). Según la condena, esos dineros debieron ser invertidos en temas ambientales.

Luego de una larga lucha en los tribunales, Murillo no logró ser restituido en su cargo. Pero gracias a su amplia formación académica y conocimiento de su departamento fue nombrado como gerente de la iniciativa Plan Pacífico de la Presidencia de la República., cargo que tendrá que abandonar una vez se haga cargo de la cartera medioambiental que ha estado en el ojo del huracán por una regular gestión del ministro saliente Gabriel Vallejo en temas como la minería ilegal y el licenciamiento ambiental. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.