;
AFP

México prohibirá en forma permanente a partir de septiembre las redes de enmalle para la pesca del camarón en el hábitat de la vaquita marina, uno de los elementos que amenazan su existencia, informó el miércoles la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca).

Tan sólo quedan alrededor de 60 vaquitas marinas en el norte del Golfo de California, en el noroeste de México, el único lugar donde se reproduce y vive esta marsopa conocida también como el ‘panda mexicano‘ por el anillo oscuro que rodea sus ojos, según un estudio del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita Marina (CIVRA).

"A partir de septiembre queda prohibido para siempre el uso de red de enmalle para la pesca de camarón, conocida como chinchorro de línea, en el polígono" de protección de la marsopa de 11.000 km cuadrados, dijo a la AFP, Rigoberto García, jefe de la Unidad de Asuntos Jurídicos de Conapesca.

La población de la vaquita marina se ha visto peligrosamente mermada por su pesca incidental a través de las redes de enmalle de camarón, pero también de otros dos tipos similares para pescar corvina y tiburón, usadas ilegalmente para capturar totoaba en la noche.

Los científicos coinciden en que el principal factor que amenaza a la vaquita es el uso de la red para totoaba, pez también en peligro de extinción.

La vejiga natatoria seca del totoaba -que mide casi 1,5 metros de largo, lo mismo que la vaquita- tiene gran demanda en el mercado negro de China y es contrabandeada a través de Estados Unidos.

Los otros dos tipo de redes de enmalle están prohibidas de manera temporal desde abril de 2015 hasta el mismo mes de 2017, fecha en la que "podría ampliarse esa prohibición o hacerse también permanente", añadió García.

El gobierno mexicano otorgó 70 millones de dólares para que los pescadores se adapten a otro tipo de pesca en esos dos años.

La organización ecologista internacional Sea Shepherd, consideró que la decisión gubernamental de prohibir la red de enmalle para pescar camarón es "un buen principio", aunque insuficiente para salvar a la vaquita marina.

"Esperaríamos que se prohibieran todas las redes de enmalle de forma permanente, o que se prohibiera toda la pesca porque la vigilancia nocturna para combatir la pesca ilegal es muy difícil", dijo a la AFP, Oona Isabelle Layolle, de Sea Shepherd.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.