Gautam Adani, CEo de la minera india.
;
AFP

La compañía india Adani anunció el martes el inicio del gigantesco proyecto de una mina de carbón cerca de la Gran Barrera de Coral australiana, duramente criticado por los ecologistas que denuncian su impacto en este lugar inscrito en el patrimonio de la Humanidad.

El multimillonario presidente del conglomerado, Gautam Adani, explicó que su consejo de administración había tomado “su decisión final de inversión”, firmando el “lanzamiento oficial” del proyecto Carmichael, de un presupuesto de 21.700 millones de dólares australianos (14.400 millones de euros).

Los defensores del medioambiente señalaron sin embargo que el grupo indio no había revelado cómo la mina iba a ser financiada, ya que numerosos bancos decidieron no participar en el proyecto.

Para los ecologistas, el carbón producido en esta mina – 60 millones de toneladas de carbón térmico por año destinado a India – contribuirá al calentamiento global que deteriora la Gran Barrera. La materia prima tendrá que transitar además por un puerto cercano al mayor arrecife de coral del mundo, según ellos.

La mina, situada en el Estado de Queensland, tuvo que superar numerosos obstáculos judiciales y normativos, que retrasaron siete años el inicio de su construcción.

“Pasamos la página de espera, llegó el momento de actuar”, comentó el ministro federal de Recursos, Matt Canavan.

Blanco de los militantes

El colosal proyecto, que incluye minas subterráneas y al aire libre en el centro de Queensland, prevé también la construcción de 189 kilómetros de vía férrea para trasladar el carbón hasta el mar.

Las obras preliminares de construcción empezarán el último trimestre de 2017, según Adani, que anunció la creación de 10.000 empleos directos e indirectos.

La empresa india denunció a los activistas ecologistas por obstaculizar el proceso, acusándolos de utilizar indebidamente fallos judiciales.

“Los activistas nos desafiaron ante los tribunales, en las calles de las ciudades e incluso por los bancos que ni siquiera solicitamos”, agregó la empresa.

“Seguimos siendo el blanco de los militantes. Pero nos comprometimos con este proyecto. Nos comprometimos con Queensland y nos comprometimos a enfrentarnos a la pobreza energética en India”.

El ministro australiano Canavan también criticó las acciones de los ecologistas, recordándoles “los 250 millones de Indios que no tienen acceso a la electricidad”.

Varias personalidades australianas firmaron recientemente una carta abierta pidiendo que Adani renuncie a Carmichael, invocando la oposición de la opinión pública, los riesgos para la salud de los menores, el posible impacto para la Gran Barrera y la reputación de India.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.