Disimiles parecen ser las reacciones del Ministerio de Ambiente frente a la minería en nuestro país. Mientras en algunas ocasiones se tilda a esta actividad como una de las principales causas del deterioro de algunos ecosistemas, en otras el ministerio sale a la defensa de la minería bien hecha asegurando que dicha actividad extractiva “es importante para un equilibrio entre la conservación y el desarrollo económico y social”.

Estas declaraciones se dan luego del fallo emitido el pasado miércoles por la Corte Constitucional que ordenó al gobierno nacional a que en menos de dos años constituya una mesa de trabajo interinstitucional para hacer una investigación “científica y sociológica que permita identificar y precisar las conclusiones gubernamentales respecto a los impactos de la actividad minera en los ecosistemas colombianos”.

Vea: Las “maravillas” de la minería legal

Según el Ministro de Ambiente Luis Gilberto Murillo, experto en minería a cielo abierto, el fallo “genera demasiada incertidumbre frente al sector minero”. Si bien el encargado de la cartera ambiental en ningún momento se opone a la ordenanza del alto tribunal, este asegura que el Gobierno ha adelantado estudios ambientales serios para realizar actividades mineras en el país. “Si debemos crear este comité para que se encargue de gerenciar la elaboración de un estudio nacional de fondo de los impactos, así lo haremos, pero consideramos que en este momento una decisión jurídica de esta naturaleza genera demasiada incertidumbre”.

Y es que el fallo de la Corte, proferido esta semana, le da competencia a los entes territoriales para regular el uso del suelo y garantizar la protección de los ecosistemas e incluso podrían llegar a prohibir la actividad minera en sus territorios. Murillo pareciera no estar de acuerdo en ese punto ya que asegura que dejar ese tipo de decisiones claves, según él, para el desarrollo de una industria tan importante para el país “en manos de los municipios, desde el punto de vista  ambiental no es la ruta más conveniente”.

Lo paradójico del asunto es que con estas declaraciones el ministro pareciera estar defendiendo, en cierta medida los intereses de la industria, dado que dentro de su argumentación siempre está presente el desarrollo económico cómo uno de los factores preponderantes. Algunos sectores en redes sociales han llegado a criticar la actitud de este asegurando que parecen más declaraciones de un ministro de Minas que de uno de Medioambiente.

Pero, más allá de la polémica, para el ministro debe existir un equilibrio entre la conservación ambiental y el  desarrollo económico “donde el sector minero y la minería bien hecha son importantes”.

Si bien el ministerio ha hecho grandes avances para hacer auditoria a la industria minera, no hay una autoridad fuerte que pueda hacer auditoria a esta actividad más allá de las corporaciones autónomas. Y esa finalmente parece ser la razón para que la corte haya proferido su fallo favoreciendo a las autoridades locales y a sus habitantes.

De momento falta esperar la conformación de la mesa de la que formarían parte, además del Ministerio de Ambiente, el Ministerio del Interior, la Unidad de Parques Nacionales Naturales, el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander Von Humboldt y la Contraloría General de la República, quienes además podrán incluir a miembros de la sociedad civil y a otras entidades.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.