Esta foto de 1995 estaría a punto de convertirse en una postal para el recuerdo de cómo solían ser los glaciares que rodean la popular montaña.

A medida que el planeta continúa calentándose, la región del Everest de Nepal perdería sus glaciares, según un estudio publicado en la revista The Cryosphere.

En entrevista para el diario norteamericano The New York Times. El autor principal del informe, el hidrólogo Joseph Shea aseguró: "No esperábamos ver glaciares reducidos a una escala tan grande". Para el cientifico glaciar del ‘International Center for Integrated Mountain Development’: “Los números son bastante aterradores”.

El doctor Shea y sus colegas encontraron que las reducciones moderadas en las emisiones de gases de efecto invernadero podrían resultar en una pérdida del 70 por ciento de los glaciares alrededor del Monte Everest, mientras que un escenario en la que se mantienen las emisiones en los mismos niveles podría dar lugar a una pérdida del 99 por ciento, lo que sería la pérdida total. (Vea: ¿Qué pasa si todo el hielo se derrite?)

Los resultados no son un buen augurio para los glaciares alrededor de la popular montaña. Incluso si las emisiones se reducen a mediados de siglo y la lluvia en la región aumenta, el modelo predice que la mayoría de los glaciares probablemente desaparecerá en 2100.

Para llegar a estas conclusiones, el doctor Shea y sus colegas usaron un modelo informático para calcular la fusión del glaciar, la acumulación y redistribución. Ellos personalizaron el modelo con datos sobre la temperatura y la precipitación, las mediciones de campo y observaciones de teledetección recogidos más de 50 años a partir de la cuenca Dudh Koshi, que incluye el Monte Everest y varios de otros picos más altos del mundo. (Vea: Impresionantes imágenes del Ártico captadas por un drone)

El modelo tuvo en cuenta cómo se benefician los glaciares de las nevadas, así como la forma en que la masa se redistribuye por el movimiento. Los investigadores aplicaron el modelo de ocho escenarios climáticos futuros.

"Este es un primer paso, no una respuesta definitiva sobre lo que va a suceder", dijo el doctor Shea. "Pero sí muestra que incluso un modesto paso para reducir las emisiones ahora podría ayudar a reducir la cantidad de pérdida glaciar probablemente veremos en el futuro". 

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.