Luis Francisco Bohórquez, alcalde de Bucaramanga

Semana Sostenible: ¿Cómo se preparó Bucaramanga para asumir la Cumbre Internacional de Medio Ambiente?

Luis Francisco Bohórquez: El antecedente es que Bucaramanga hace parte del programa de Ciudades Sostenibles que acompaña el Banco Interamericano de Desarrollo y Findeter en Colombia. A partir de ellos hemos fijado un plan de acción dentro del modelo de ciudades sostenibles y un plan de desarrollo ajustado a esa visión que se tiene de ciudad. La invitación de la Cumbre Mundial del Medio Ambiente llegó a través de la firma Sambito, junto con el diario Vanguardia y básicamente la invitación al municipio de hacerse parte de este encuentro mundial por el medio ambiente en la ciudad, y no lo dude por cuanto ese es el reto que tiene Bucaramanga en todo su plan de trabajo para los próximos 30 años.

Semana Sostenible: ¿Cómo encaminar a Bucaramanga como una ciudad sostenible? ¿Cuáles son esos puntos a destacar en el plan de desarrollo?

L.F.B.:
Está estructurado en cuatro componentes. La sostenibilidad social que está fundamentada en la educación, en un buen emprendimiento y en brindar calidad de vida para que sea realmente una sociedad sostenible. Que su gente tengan una capacidad de ingreso, un desarrollo económico y productivo. La sostenibilidad ambiental es otro de los componentes con programas como la construcción del embalse de Bucaramanga, la recuperación de parques, la recuperación del espacio público, la protección de los cerros orientales: 300 hectáreas que son el corazón y el pulmón de la ciudad. Asimismo,  el fortalecimiento del transporte masivo y el reciclaje obligatorio, que entre otras cosas fue el primer decreto en Colombia, y por supuesto el reto que tenemos de la solución de los residuos sólidos.

La sostenibilidad en su infraestructura, las obras de movilidad, el fortalecimiento de las empresas de servicios públicos para que también haya una respuesta en ese campo; y la sostenibilidad económica y financiera, porque una ciudad para obtener estos anhelos debe tener unas finanzas sanas y la posibilidad de ser sostenible en este aspecto.

Semana Sostenible: El tema de las basuras le trajo al alcalde de Bogotá serios problemas. ¿Cómo lo está manejando usted y los bumangueses como han recibido la ‘orden’ de reciclar?

L.F.B.: El decreto lo expedí el pasado 5 de Junio de 2013. La ciudad venía reciclando un 0.4 por ciento llegamos a un pico de cinco por ciento. Ha sido un proceso cultural no fácil. Es transformar la forma de pensar de la gente, tenemos que necesariamente hacer un esfuerzo institucional vinculando también los prestadores de servicio de aseo, pero es una política que se está aplicando, tenemos que mejorarla, por supuesto, y fortalecer esas campañas de parte de los gobiernos y las instituciones ambientales. Para poder lograr ese objetivo hemos involucrado también a los colegios y a las escuelas en todo este tema. Es reconfortante ver como los demás municipios del área metropolitana adoptaron este mismo decreto lo que permite que hagamos un esfuerzo articulado.

El tema es poder fomentar una verdadera cultura medioambiental, no solamente hacer los proyectos verdes, de construcciones verdes, sino realmente que la gente apropie como modo de vida, como conducta de vida la necesidad de tener este comportamiento concretamente con el reciclaje.

Semana Sostenible: ¿Tienen algún programa con el material reciclado?¿Qué se está haciendo con este?

L.F.B.: Por supuesto. Ahí están las empresas representantes del cartón y del vidrio, entre otros materiales, que compran esos productos y hacen que estas cooperativas que están dedicadas recuperar el material tengan una dinámica económica, porque ahí es donde está el éxito del tema.

Semana Sostenible: ¿Qué más viene para Bucaramanga que le permita seguirse consolidando como vitrina de sostenibilidad?


L.F.B.:
Este es el principio y cuando sucede algo y es positivo el reto que se crea es mayor. Como alcalde no ahorraré ningún esfuerzo para que vengan muchos programas de este orden a nuestra ciudad. Estamos empeñados también en un plan de renovación urbana sostenible, que incluso tuvo reconocimiento en Suiza, es un proyecto de tres mil viviendas, se llama Plan de Renovación Comuneros, aspiramos a que una vez aprobado el Plan de Ordenamiento Territorial sea, también, el primer plan de renovación urbana sostenible que se haga en el país. Para esto contamos con el acompañamiento de Findeter y el BID.

Semana Sostenible: Se trata de un proyecto de vivienda de interés social o a quiénes beneficiar y, ¿qué lo hace sostenible?

L.F.B.: Lo primero que hay que decir es que está abierto a la participación privada, sería una alianza público privada. Es un proyecto que busca renovar nueve manzanas de casas antiguas, para constituir este gran complejo con muy buen espacio público, con generación de energía alternativa y mucho verde. Estará ubicado en el sector centro-norte de la ciudad, abajo de la Universidad Santo Tomás, y es una posibilidad de redención de ese sector.

Pero, además la posibilidad de ofrecer vivienda para la clase media, porque tenemos muy buenos programas de vivienda de interés social, pero la clase media nos está reclamando alternativas y ese es un proyecto para ellos con un marco sostenible. Ya tenemos estudios y diseños listos, es muy ambicioso porque la inversión sería de 600 mil millones de pesos, pero creemos que es una apuesta que vale la pena y que será un gran paso para seguir transformando a nuestra ciudad.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.