Así se verá la luna esta madrugada.

La duración completa del eclipse, 78 minutos, pudo ser vista  desde cuatro puntos: Norte y Suramérica, Hawai y Nueva Zelanda.  Esto quiere decir que aproximadamente 922 millones de personas tuvieron la oportunidad de presenciar este espectáculo natural  que sucede pocas veces.

El momento climático del eclipse fue entre las 2:8 y las 2:36 a.m.

Los eclipses de luna totales ocurren, en promedio, cuatro o cinco veces por década. El último sucedió el 10 de diciembre de 2011 y el que sigue ocurrirá el 8 de diciembre de este año.  El eclipse que podrá ser visto hoy y mañana, sin embargo, tiene la peculiaridad de ser parte de  una serie de cuatro eclipses consecutivos que podrán verse en intervalos de seis meses. Este fenómeno es conocido como tétrada. Dos podrán ser vistos este año y los otros dos el 4 de abril y 28 de septiembre de 2015.

Cómo sucede un eclipse total de Luna

Este tipo de eclipses suceden cuando la sombrea de la Tierra bloquea la luz del Sol y esta deja de reflejarse en la Luna. Hay tres tipos de eclipses lunares: totales, parciales y penumbrales. El más dramático y esperado de todos es el total ya que solo puede suceder cuando el Sol, la Tierra y la Luna están perfectamente alineados. 

Para que este tipo de eclipses sean posibles se necesitan años. En el momento del eclipse sucede lo siguiente: la Tierra genera dos sombras que caen sobre la Luna en un eclipse lunar. La primera, la umbra, es una sombra densa y oscura. La segunda, la penumbra, es una sombra más ligera y parcial. En el momento del eclipse la luna pasa entre estas sombras por etapas: las iniciales y finales, que es cuando está pasando por la penumbra, no son visibles para el ojo humano.   Lo que sí se puede ver es la etapa del medio, cuando la Luna pasa por la umbra.

Es en este momento cuando la Luna puede tornarse de color cobre o rojizo. Esto sucede porque cuando la Luna está detrás de la umbra, en sombra total,  hay vestigios de luz solar que atraviesan la atmósfera de la Tierra y alcanzan a llegar a la Luna. Mientras que otros colores del espectro cromático son bloqueados y difuminados por esa misma atmósfera, la luz roja puede pasar sin ningún problema. El efecto que se ve, entonces, es como si se proyectaran todos los amaneceres y atardeceres de la Tierra sobre la Luna al tiempo.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.