La aparición de un paquete con la garra mutilada de un oso de anteojos en la sede de Parques Naturales del Cauca,  acompañada de una nota en la que se lee “Van a matarnos a todos, créame, ya son 2 en 5 días…” alertó a las autoridades ambientales acerca de las medidas extremas que podrían estar tomando algunos ganaderos de Cauca y Nariño en contra de esta especie protegida propia de Sudamérica.

El incidente se presentó el pasado 12 de septiembre, tres días después de que representantes de Parques Naturales y de ganaderos de Cauca y Nariño realizaran una reunión, precisamente para hablar de la problemática causada por los supuestos ataques a las reses por parte de los mamíferos, también conocidos como osos andinos.

De acuerdo a la oficina de comunicaciones de Parques Nacionales Naturales de Colombia,  el paquete no se abrió hasta que estuvo en poder de la Policía del Cauca, allí se determinó el contenido y se procedió a realizar la denuncia por asesinato, razón por la cual se inició una investigación para determinar quién o quiénes deberán responder judicialmente por el hecho.

Lea también: El oso polar que muere de tristeza en un centro comercial chino

Aunque un grupo de ganaderos del complejo volcánico Doña Juana, en la vereda de Moncayo del municipio de La Cruz, Cauca, es señalado por algunos habitantes de la región de estar detrás de la muerte de los osos –la nota dice que van dos-, Parques Naturales Nacionales de Colombia afirma que no puede señalar a nadie, ya que hasta el momento la mayoría de los ganaderos han manifestado estar a favor de la conservación de la especie y han trabajado de manera conjunta con los parques y autoridades para manejar pacíficamente la situación.

Aunque esta no es una problemática nueva –entre 2008 y 2010 se presentaron 52 ataques a osos andinos- en los últimos meses ha ganado relevancia gracias a redes sociales como Twitter, donde, por ejemplo, la senadora Paloma Valencia publicó a inicios de julio una fotografía de una res atacada acompañada del texto: “oso de anteojos en Toroto Cauca @ParquesColombia debe pagar los daños a ganaderos y evitar que lo maten”.

Expertos afirman que la solución está lejos de encontrarse, debido a que el oso es el que ha visto invadido y destruido su territorio con fines de agricultura y ganadería. Se entiende así que los osos no se han movido, es el ganado es el que ha llegado hasta ellos en un avance que continúa apropiándose de espacios dispuestos para su conservación, como los páramos de La Cruz, Nariño, donde existe información de que se ha presentado invasión irregular por parte de ganaderos que llevan a sus reses a pastar hasta allí.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.