Desde hace varias semanas un mensaje de WhatsApp advierte sobre los peligros de consumir pescado panga proveniente de Vietnam. La cadena está firmada por el biólogo marino Carlos Alberto Leal Domínguez, quien en dialogo con Semana Sostenible aseguró que él no puso en circulación dicho mensaje, “esta cadena que circula sobre el pez panga es falsa, yo no la hice, tampoco sé por qué está firmada a mi nombre y menos tengo idea cómo obtuvieron mis datos personales”.

El mensaje habla de los riesgos de consumir el panga y asegura que “está infectado con elevados niveles de veneno, metales contaminantes y bacterias (arsénico de los residuos industriales, tóxicos y peligrosos subproductos, del sector industrial)”, además afirma que estos peces son alimentados con restos de huesos y harina, y también inyectados con hormonas para acelerar su crecimiento y reproducción.

Otro aparte de la cadena asegura que en Colombia la distribución está a cargo de dos conocidos supermercados mayoristas, “lo encontramos en los supermercados Jumbo y Éxito, sobre todo en forma de filetes (de Basa), a precio muy barato”. Incluso la cadena es tan alarmista que compara el riesgo de consumir panga con la enfermedad de las vacas locas, la cual se transmitía a los seres humanos por comer carne de animales infectados. (Vea aquí el mensaje en su totalidad)

Y es que esta información no es nueva, hace cuatro años circula este mensaje que se viralizó de nuevo. Ante esto el biólogo publicó en su perfil de Facebook un mensaje para desligarse de la información en la que también se señalan falsamente a los supermercados Éxito y Jumbo de distribuir el pescado contaminado.

Le puede interesar: El fraude en la comercialización de los pescados, ¿gato por liebre o basa por róbalo?

Sin embargo, los temores no son del todo infundados ya que Estados Unidos prohibió la importación de panga por contener sustancias contaminantes y bajo la sospecha que podría contener antibióticos. Asimismo, en la Unión Europea hace algunos años se dio la discusión sobre la conveniencia de consumir este pescado. Tanto así que el Centro Superior de Investigaciones Científicas de España sugirió realizar análisis de manera aleatoria a las partidas que se importan de panga al detectar la presencia del bacilo causante de la listeriosis y restos de la bacteria portadora del cólera. Aunque hay que tener en cuenta que nunca se llegó a declarar una alerta sanitaria por ser hechos aislados.

¿Puede llegar pescado contaminado a su mesa?

Otto Polanco director de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (AUNAP) asegura que esta entidad “no tiene nada que ver con el contenido de los peces ya sean importados o nacionales”, y que es el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamento (Invima) la institución que tiene la responsabilidad de hacer los estudios pertinentes para determinar la calidad de los productos con el fin de darle el visto bueno para que entre al país, o denegarle el acceso.

Según Polanco si se presentara un caso de contaminación, desde el Invima “deberían copiarme a mí el expediente o estudio para que se hagan las correcciones del caso, pero no es verdad que haya pescado contaminado en las cadenas de supermercados, además ellos no dejarían entrar un producto sin que se le haga el debido control”.

Vea también: Le explicamos cómo consumir pescado responsablemente

Por su parte el área de registro sanitario del Invima manifiesta que se tienen las herramientas necesarias para regular la importación y comercialización de pescado en el país. Además aseguran que la inspección en los diferentes pasos fronterizos, puertos marítimos y aéreos por parte de su personal es estricto lo cual permite que la certificación de cualquier artículo alimenticio importado sea segura.

Aunque para el biólogo hay un problema que podría ser más grave referente a esta especie de pez: “el cultivo de panga está prohibido en Colombia, pero hay algunos sitios aledaños al río Magdalena donde hay pozos y piscinas llenas de estos peces”. Lo grave no es que se infrinja la norma, lo preocupante es que esa especie se adapta con facilidad a cualquier ecosistema, es carnívora y en poco más de una década “será la especie predominante en el país” agregó.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.