.

Las crías del popular pez naranja de rayas blancas y negras, popularizado en la película animada "Buscando a Nemo", emprenden grandes travesías de más de 400 kilómetros para encontrar su hogar, según estudio desarrollado en Australia.

"En el pasado, no sabíamos a dónde iban, pero ahora tenemos una rara pista de cuán lejos pueden nadar, cruzando grandes porciones de océanos para hallar sus nuevos hogares", explicó el científico Hugo Harrison, de la Universidad James Cook de Australia, quien participó en la investigación.

El experto en corales acotó que tener un mayor conocimiento respecto a la distancia que viaja esta especie contribuye a entender la capacidad que tienen para adaptarse a los cambios. "A mayor distancia, mayor capacidad para adaptarse", enfatizó Harrison, en un comunicado de la Universidad James Cook.

Los científicos también hallaron que la mayoría de los peces se desplaza de norte a sur, de acuerdo a las corrientes en dicha región, mientras que muy pocos lo hacen en sentido contrario.

"Es un viaje épico para estos pequeños. Cuando regresan al arrecife, solo tienen unos pocos milímetros de longitud y pocos días de nacidos. Para poder hacer este desplazamiento se ayudan de las corrientes oceánicas", subrayó el científico británico.

Los investigadores también recogieron muestras de casi 400 peces payaso y se valieron de pruebas de ADN para identificarlos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.