Las autoridades de Pekín pusieron en alerta amarilla a la ciudad por alto nivel de contaminación registrado en el aire, situación que se mantendrá durante los próximos tres días.

El nivel de partículas finas inferiores 2,5 micrones de diámetro (PM 2,5) alcanzó más de 300 microgramos por metro cúbico, según datos de la Oficina Municipal de Control Ambiental. Sin embargo, la medición realizada por la embajada de Estados Unidos en la ciudad china llegó a 455 microgramos por metro cúbico.

Esta concentración considerada como ‘peligrosa’ por el estándar internacional, según la legislación China solo llega al nivel de ‘fuerte’. 

Según las autoridades chinas el pico de contaminación se debe a unas condiciones meteorológicas adversas y se sugiere tener precaución con los adultos mayores y los niños. Incluso el gobierno local pidió a las escuelas que se evite realizar actividades en exteriores.

La contaminación ambiental es un problema es un problema constante en la capital de China, ya que a las emisiones de gases invernadero de millones de automóviles se suman las de las fábricas ubicadas en los límites de la ciudad.


¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.