Foto: Ingimage

¿Es usted amante de la carne, consumidor habitual de café o comprador compulsivo de zapatos? Si alguna de sus respuestas es positiva, entonces tiene que saber que usted está contribuyendo a la desaparición de los bosques en el mundo. O al menos ese es el resultado que arrojará el cuestionario de la Huella Forestal, una herramienta creada el año pasado por la organización Envol Vert para generar conciencia sobre el impacto que tienen nuestros hábitos de consumo sobre la deforestación.

“Las relaciones entre deforestación, materias primas y productos de consumo raramente son llevadas a cabo, por ello nos pareció necesario, y urgente, sensibilizar a los consumidores. El cuestionario es una herramienta concreta, simple y lúdica que les permite medir sus propias Huellas Forestales” indica Daisy Tarrier, presidenta de la asociación Envol Vert, una fundación francesa que trabaja por la protección de los bosques tropicales.

Para hacer ese nexo entre la deforestación y los productos que llegan al consumidor final, el cuestionario intenta saber por ejemplo cuántos pares de zapatos de cuero compra el usuario al año, qué elementos de madera tiene en su hogar, cuánta carne consume a la semana y con qué frecuencia desecha los productos electrónicos. Al final, el sistema integra todas las respuestas y emite un diagnóstico que le indica cuál es su huella forestal.

Desde su lanzamiento en ese país, más de 60.000 personas respondieron el cuestionario. Y en medio de las preguntas, se enteraron de que, según la Comisión Europea, ese continente importa el 36% de los productos ligados a la deforestación. Así mismo, el 30% de la madera que se utiliza allí es de origen ilegal y, de acuerdo con un reciente informe de Forest Trends, el 50% de la deforestación en los países tropicales se debe a la conversión de bosques naturales en explotaciones comerciales.

“El análisis de esos resultados arrojó que la huella forestal de los participantes es media, pero tiene variaciones de una región a otra dependiendo, sobre todo, de la cantidad de carne que se consume. Sin embargo, pensamos que era importante que los habitantes de otros países accedan al cuestionario porque sin duda la deforestación es un problema global”, explica Tarrier. Por eso, acaban de lanzar la herramienta en inglés y español.

Según datos del Ideam, en 2014 desaparecieron 160.000 hectáreas de bosque en Colombia. Las principales causas fueron la “potrerización” de terrenos, la minería ilegal, los cultivos de uso ilícito y la tala indiscriminada; todas actividades cuyos productos resultantes son exportados hacia el exterior. Pero las estadísticas no son menos alentadoras en países como Brasil o Argentina, de donde procede la mayor parte de la soya que se utiliza para alimentar el ganado en Europa.

Uno de los principales retos para mitigar los efectos del calentamiento global será detener la deforestación. De hecho, dentro de los compromisos asumidos en la reciente COP21 de París este propósito ocupa un lugar protagónico. No obstante, la conservación de los bosques no depende únicamente de los esfuerzos gubernamentales: los ciudadanos también tenemos que asumir una gran responsabilidad al respecto. Como dice Boris Patentreger, cofundador de Envol Vert y coordinador del cuestionario. “Si los consumidores se hacen conscientes de su Huella Forestal a través de todas las materias primas que utilizan, la principal palanca para detener la desforestación se habrá puesto en marcha”.

Conteste el cuestionario aquí: http://huella-forestal.org/

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.