;
AFP

El miércoles 2 de agosto marca para la Tierra el “día del rebasamiento” (“overshoot day” en inglés): “a partir de esa fecha, la humanidad habrá consumido el conjunto de los recursos que el planeta puede renovar en un año”, escriben Global Footprint y WWF (World Wildlife Fund) en un comunicado conjunto.

Para sus cálculos, Global Footprint toma en particular en cuenta la huella carbono, los recursos consumidos por la pesca, la ganadería, los cultivos, la construcción y la utilización del agua.

En 2016, el “día del rebasamiento” se produjo el 3 de agosto. Aunque el ritmo de progresión se redujo un poco en los últimos seis años, esta fecha simbólica “continúa avanzando de manera inexorable: este día pasó de fines de setiembre en 1997 al 2 de agosto en este año”, destacan las oenegés.

“Para satisfacer nuestras necesidades, hoy deberíamos contar con el equivalente a 1,7 planetas”, precisan.

“El costo de este sobreconsumo ya es visible: escasez de agua, desertificación, erosión de los suelos, caída de la productividad agrícola y de las reservas de peces, deforestación, desaparición de especies. Vivir a crédito sólo puede ser algo provisional porque la naturaleza no cuenta con un yacimiento del que podamos proveernos indefinidamente”, subraya Global Footprint.

Y es que según las organizaciones las emisiones de gases de efecto invernadero representan solo el 60% de nuestra huella ecológica mundial. A pesar del crecimiento de la economía mundial, “las emisiones de CO2 vinculadas a la energía no aumentaron en 2016 por tercer año consecutivo, esto se puede explicar por el importante desarrollo de las energías renovables para producir electricidad”.

La comunidad internacional se comprometió en la Conferencia de París sobre el clima (COP21), en diciembre de 2015, a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero con el objetivo de limitar el calentamiento climático.

Tomando en cuenta los últimos datos científicos, Global Footprint recalcula cada año la fecha del “día del rebasamiento” para los años pasados desde que este “déficit ecológico” comenzó a profundizarse, a comienzos de los años 1970.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.